El destacado académico y director del Centro Hass de
la Universidad de Stanford, Luke Terra, visitó Chile por primera vez para
compartir las ventajas y beneficios que la metodología de Aprendizaje Servicio
ofrece al sistema universitario chileno.

 “Los
estudiantes aprenden más y mejor cuando tienen acceso a realizar trabajos
reales con la comunidad, así se benefician los procesos de enseñanza, como
también la sociedad, es una misión conectar a los estudiantes de manera formal
con su entorno”, aseguró.

El Aprendizaje Servicio, metodología de modernización
del sistema de educación superior, conecta a los estudiantes con sus contextos,
convirtiendo sus aprendizajes en una colaboración constante. El especialista
recalca que “lo que pueden aprender los estudiantes al fortalecer las
capacidades de comunidades es esencial para conocer en la experiencia lo
relevante de su carrera.

El compromiso comunitario otorga esa oportunidad de
acrecentar el apoyo a la sociedad civil y el mejoramiento de los aprendizajes
de los estudiantes”. En el escenario actual, hay diversas instituciones de
Educación Superior chilenas que implementan esta metodología en sus carreras y
la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH) es una de las líderes
nacionales.

Según estudios de la Unesco, la entrada en la era de
la digitalización está provocando una ausencia con el contexto natural, aspecto
que no es solucionado con los formatos pedagógicos actuales donde el estudiante
se abstrae del entorno.

La metodología Aprendizaje Servicio busca generar
nexos con el entorno, que luego se traducen en aplicaciones prácticas a
desarrollar por los estudiantes, otorgando sentido a su quehacer profesional.

Tesis compartida por el subsecretario de Educación,
Víctor Orellana, quien recalcó que “fortalecer el “aprendizaje servicio” en
Chile a través de políticas públicas efectivas es uno de los principales
desafíos del Estado, y el sistema de educación superior necesita una
modernización para satisfacer las exigencias del mundo actual”.

El Dr. Terra destacó que el desafío actual “está en
organizar y sistematizar esta metodología al interior de las universidades, con
tal de lograr objetivos mayores y de mayor alcance. Se requiere incluir
recursos, profesionales y tener un modelo de enseñanza que sitúe al AS entre
las prioridades educativas y de aporte social de un país”.

Terra estuvo en Chile invitado por la Dirección de
Innovación, Creación y Emprendimiento de la UCSH y el Proyecto CO-LABORATORIO –
ANID FONDECYT/REGULAR 1212094. Ha desarrollado experiencias de Aprendizaje
Servicio en Europa del Este, los Balcanes, Malawi, India e Indonesia, entre
otros países.

Además, es director de la prestigiosa Asociación
Internacional de Investigación en Aprendizaje Servicio y Compromiso Ciudadano, donde
comparte sillón con el Doctor Héctor Opazo, reconocido académico chileno que
impulsa y desarrolla el Aprendizaje Servicio en la UCSH.

“Desde las experiencias de aprendizaje servicio se
pueden generar conexiones para ofrecer oportunidades de aprendizajes
transformadores, donde la educación trasciende y se integra plenamente en la
vida y prácticas de la vida comunitaria, dando oportunidades desde el poder de
lo común para cambios extraordinarios”, indicó el Dr. Opazo.

“En Stanford se busca que todos sus docentes
participen en actividades de A+S y para eso es necesario entregar incentivos a
los docentes, es una actividad que requiere un apoyo institucional y del
Estado”, agregó el Dr. Terra.

Lo que fue recalcado por el subsecretario Orellana
“tenemos el imperativo de modernizar la educación superior, y ejemplos como el
de la Universidad Católica Silva Henríquez sirven para ir profundizando en la
investigación y puesta en práctica de esta metodología en el país, y así
conseguir una educación pertinente con las necesidades sociales”.

“Se puede hacer Aprendizaje-Servicio para cualquier
población estudiantil, ya que brinda oportunidades para que los estudiantes
conecten el aprendizaje académico, las matemáticas, ciencias, lenguaje, o historia,
con comunidades.

 Es una
pedagogía que conduce a un aprendizaje mucho más profundo para cualquier
estudiante. Y por eso es una buena pedagogía, independiente de la escuela
en la que estés” comenta Luke.

El rector de la UCSH, Dr. Galvarino Jofré, relevó el
hecho de que la UCSH lleve 14 años implementando el Aprendizaje Servicio en sus
mallas curriculares. “Desde la consolidación de los criterios de Vinculación
con el Medio propuestos por la Comisión Nacional de Acreditación, que ha
establecido indicadores para su aseguramiento en las universidades nacionales,
observamos que el Aprendizaje Servicio es una poderosa herramienta para el
fomento de los derechos sociales.

Estamos en medio de una coyuntura histórica para las
instituciones de educación superior en Chile, tanto por la configuración de
escenarios dinámicos de crisis y cambios, así como por la necesidad de las
universidades de posicionarse como ejes del saber vitales para el desarrollo
sostenible y democrático del país”.

El Dr. Terra destacó las experiencias de Aprendizaje
Servicio de la UCSH, en las que estudiantes tienen la posibilidad de ser un
aporte a su entorno y aprender con sentido social. “Esta metodología permite
interactuar con el entorno y crear espacios de diálogos necesarios en las
democracias actuales. El objetivo es modernizar el sistema de educación
superior, conectando a los estudiantes con sus contextos con tal que sean una
colaboración constante”.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − dos =