Regresa el simio gigante en una producción de Jordan Vogt-Roberts. Kong: La isla Calavera, fue estrenada el pasado 10 de marzo y cuenta con críticas encontradas, ya que algunos la consideran una pieza colosal del género kaiju-eiga, mientras que otros la ven como una molesta exageración de criaturas inverosímiles.

Tom Hiddleston encabeza el elenco de esta producción que revive los orígenes de esta colosal criatura, acompañado en el cartel por Samuel L. Jackson y la ganadora del Oscar Brie Larson, quien en esta oportunidad es la encargada de ser la damisela en apuros, puesto que ocupó Naomi Watts hace 12 años en la versión de Peter Jackson.

La película, que es todo un derroche de efectos especiales, entusiasma a la audiencia del cine de aventuras. El film se convierte en una carrera mortal por salir de una isla en la que puede encontrarse una variedad sorprendente de figuras monstruosas.

En su primer fin de semana, la nueva aventura de Kong recaudó 61 millones de dólares en taquilla, solo en los Estados Unidos. La producción superó a Logan, cinta que casi alcanza los 40 millones en su primer fin de semana.

Para sorpresa de Warner Bros y Legendary Pictures, Kong generó muy buenas expectativas, superando los pronósticos que los productores de esta nueva entrega del simio gigante, quienes le vaticinaban un estreno más modesto. Aún queda un largo camino para que la cinta recupere la inversión, pues los costos de producción se estiman en más de 185 millones de dólares.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres × cinco =