Caracas es conocida por ser la sucursal del cielo, apodo que se ha ganado por su imperante monumento natural que rodea el ajetreo y el mundanal ruido del que es víctima la capital de Venezuela.

A quienes les gusta viajar y acompañar sus aventuras con una cámara fotográfica, esta increíble ciudad resulta completamente atractiva para realizar cualquiera de estas 2 actividades.

De esta forma, al hacer turismo fotográfico en Caracas lo primero que tenemos en mente es querer hacer la mejor toma con nuestra cámara, esa que nos permita capturar el significado del sitio donde estamos y capaz de contar una historia por sí misma.

En esta capital suramericana existen diferentes sitios que son ideales para ir a realizar estas tomas, uno de los más importantes es el emblemático Parque Nacional El Ávila, el cual cuenta con una amplia extensión natural que permite elegir cualquier espacio para fotografiar.

En el Ávila, se puede obtener desde cualquiera de sus picos la imagen perfecta de la ciudad de Caracas o también del estado Vargas si nos acercamos al Humboldt, demostrando la particularidad que tiene esta montaña de ver tanto para Vargas y capturar el mar en su unión con el cielo, o capturar al hermoso valle capitalino.

Pero no se limita solo a esto, El Ávila te otorga fauna y flora que es especial en sí misma y hace única cualquier fotografía que tengamos de ella.

Por otro lado, si se quieren hacer fotografías o retratos de personas, en este parque natural también se puede enmarcar a través de una imagen el esfuerzo que realiza cualquier persona para llegar a su meta y el empeño para conseguirla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × cinco =