El arte es definido como la realización de creaciones por parte del ser humano para expresar una visión sensible acerca del mundo, y uno de los artistas que ha vivido literalmente este concepto es el escultor y fotógrafo español Isaac Cordal.

Nacido en Galicia en 1975, Cordal es en la actualidad un artista que se atreve a crear obras dignas de argumentar contra cualquier argumento demagogo y populista que haya expresado algún político de talla mundial, una muestra de esto es la escultura que reposa en la ciudad de Berlín titulada: Políticos discutiendo el cambio climático.

La obra es una dura crítica a los “avances” que hacen los voceros y líderes responsables de emitir alguna medida que de coto a la situación climática, pero también es un llamado de atención para todos aquellos habitantes de la tierra que en poco tenemos la conservación de nuestro medio ambiente.

Ese toque de protesta, ha sido la esencia característica del autor en cada obra de arte, invitando al espectador a que reflexione sobre aquellos temas, conceptos, prejuicios, medidas y relaciones que el ser humano sostenga entre unos y otros y con la madre naturaleza.

Sus esculturas es fácil encontrarlas en lo alto de un desagüe, en una parada de autobuses y un sin fin de lugares inimaginables de Europa, versando sobre temas cotidianos y momentos dramáticos como la muerte de un ser querido o el acto del suicidio.

Su trabajo ha logrado calar en el mundo entero gracias a la novedosa técnica de la miniaturización, la cual le permite sembrar las calles de pequeñas esculturas para el disfrute de los transeúntes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

17 − ocho =