El pasado 15 de febrero falleció la exbailarina y reconocida profesora de danza clásica Ileana de Sola, una figura del ballet panameño que jugó un papel importante en el desarrollo de esta disciplina artística dentro de esta nación centroamericana.

Formada en la Gladys Heurtematte, la primera escuela de ballet de Panamá, finalizó sus estudios en la Escuela Nacional de Danza, para luego convertirse en fundadora del Ballet Concierto, proyecto artístico que más tarde derivaría en el Ballet Nacional de Panamá.

En la década de los sesenta brilló como bailarina profesional, para luego fundar su propia escuela junto a Josefina Nicoletti. La institución funcionó hasta el año 2014, cuando De Sola decidió abandonar la docencia.

Ileana de Sola es un nombre que brilla junto al de otras reconocidas figuras del ballet, como Teresa Mann, Ginela Vásquez y la también fallecida Sonia Ferguson. En el año 2006, De Sola consiguió el título de Artista Emérita en los premios Anita Villalaz.

También obtuvo en su notable carrera la Medalla Vasco Núñez de Balboa, reconocimiento que se le adjudicó por sus largos años de trabajo en la formación académica y cultural de numerosas generaciones de niñas. La primera dama Vivian Fernández de Torrijos se encuentra entre su larga lista de pupilas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos × tres =