Hace pocos días se celebró la sexagésima séptima ceremonia de la Berlinale, uno de los festivales de cine internacional más prestigiosos de Europa, que reconoció el trabajo de la cineasta Ildikó Enyedi por su película On Body and Soul, filme que se alzó como el mejor largometraje de la competencia este año.

La película no solo convenció al jurado de la Berlinale, que le otorgó el Oso de Oro, también cautivó a la crítica que le concedió el premio FIPRESCI al mejor film. Aunque el festival ha visto mermar su calidad en esta categoría, la excelencia se ha hecho notar en otros renglones, en los que se repartieron estatuillas a producciones como Una mujer fantástica de Chile y The Other Side of Hope, de Finlandia.

Sebastián Lelio y Gonzalo Maza consiguieron el Oso de Oro al mejor guión por la producción chilena, que contó con la participación de la actriz transeual Daniela Vega; por su parte el cineasta finés Aki Kaurismäki logró llevarse a casa el Oso de Plata a la mejor dirección, una merecida recompensa para uno de los más grandes creadores europeos de los últimos 25 años.

El Oso de Plata Premio Alfred Bauer se le concedió a Pokot, una producción polaca de Agnieszka Holland. En las categorías de mejor actor y mejor actriz, se impusieron el alemán Georg Friedrich por Helle Nächte y Kim Min Hee de Corea del Sur por On The Beach At Night Alone.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

11 + diecisiete =