Horacio Quiroga fue un escritor uruguayo autor del Decálogo del perfecto cuentista, que puntualizó en temas como la estructura, tensión, final de la historia y su impacto.

Su influencia literaria estuvo marcada por grandes escritores, tales como:

  • Edgar Allan Poe
  • Rudyard Kipling
  • Guy Maupassant

Estudió en Montevideo y pronto comenzó a interesarse en la literatura. Inspirado en su primera novia escribió: Una estación de amor en 1898. Fundó en su ciudad natal la Revista de Salto en 1899 y más tarde realizó un viaje a Europa donde resumió sus recuerdos y los plasmó en el “Diario de viaje a París”.

Su vida estuvo marcada por el amor, la locura y la muerte, como una de sus más célebres obras, la cual fue un reflejo de todas las vicisitudes que el artista vivió durante toda su trayectoria.

Entre éstas tragedias están la muerte de su padre quien murió en un accidente de caza, y su padrastro y posteriormente su primera esposa se suicidaron; además, Quiroga mató accidentalmente de un disparo a su amigo Federico Ferrando.

A 79 años de su muerte, que se cumplieron el pasado 19 de febrero, Horacio Quiroga es recordado como el maestro del cuento latinoamericano, que logró incursionar con éxito en el relato fantástico y en las narraciones de corte parapsicológico o paranormal.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco − uno =