(CNN)– La «Mona Lisa» de Leonardo Da Vinci es una de las obras de arte más conocidas del mundo, famosa tanto por su belleza como por el misterio que rodea la identidad de la modelo y el lugar pintado detrás de ella.

La ciudad de Buriano, en la región italiana de Toscana, ha sido fuente de debate durante siglos y está tan convencida de que el puente que hay detrás de la Gioconda es el Ponte Buriano que lo ha convertido en un elemento clave de su campaña turística local, incluso destacando el puente en el cartel de bienvenida de la ciudad.

Pero ahora, el historiador Silvano Vinceti afirma que el puente que hay detrás de Mona Lisa es en realidad el Puente Romito, en la cercana ciudad toscana de Laterina.

«La forma distintiva del [río] Arno a lo largo de ese tramo de territorio corresponde a lo que Leonardo retrató en el paisaje a la izquierda de la mujer representada en el famoso cuadro», dijo Vinceti en una conferencia de prensa en la Asociación de la Prensa Extranjera en Roma este miércoles.

Vinceti también hizo una reconstrucción virtual del puente para mostrar las similitudes, y se basó en documentos de los archivos estatales de Florencia.

La «Mona Lisa» fue pintada a principios del siglo XVI.

Entre 1501 y 1503, Da Vinci vivió con el cardenal César Borgia cerca de Laterina, según descubrió Vinceti. El puente estaba en uso y tenía cuatro arcos, como se representa en la obra de arte.

En cambio, el puente de Buriano tiene seis arcos, según Vinceti, y el Ponte Bobbio, un puente de Piacenza que, según algunos, aparece en el cuadro, tiene más de seis arcos.

El puente Romito unía Arezzo, Fiesole y Florencia, pero ahora está en ruinas. Vinceti explicó que estudió imágenes de drones de las orillas del río, las ruinas y fotografías a lo largo de los años para determinar que «el puente Romito etrusco-romano es inequívocamente» el del fondo.

MONA LISA PUENTE

La «Mona Lisa» de Leonardo Da Vinci expuesta en el Louvre de París. Crédito: Marc Piasecki/Getty Images

La alcaldesa de Laterina, Simona Neri, también asistió a la rueda de prensa y está entusiasmada con la posibilidad de que el puente atraiga turistas a su ciudad de 3.500 habitantes.

«Esperamos de verdad que esta maravillosa noticia intrigue y fascine a los turistas locales y extranjeros, sabiendo que será una gran oportunidad para relanzar el turismo de nuestro territorio sobre el que podemos trabajar mucho a partir de la valoración naturalista, cultural y monumental», dijo.

«Tenemos que tratar de proteger lo que queda del puente, lo que requerirá financiación», dijo Neri, señalando que hay fondos disponibles para la mayoría de las áreas vinculadas a Da Vinci y otros maestros.

«Habrá cierta rivalidad; también tendremos que colocar un cartel», añadió.

La obra maestra de Da Vinci del siglo XVI se encuentra ahora en el Louvre de París, donde la contemplan millones de visitantes cada año. Pero, según los expertos, su fama mundial se debe al hecho de que fue robada de la galería por el empleado del museo, el italiano Vincenzo Peruggia en 1911, y no a alguna singularidad artística.

«Si hubieran robado otra obra de Leonardo, esa habría sido la más famosa del mundo, no la Mona Lisa», dijo Noah Charney, profesor de Historia del Arte y autor de «The Thefts of the Mona Lisa», en 2013, cuando se cumplieron 100 años de la recuperación del cuadro.

«No había nada que realmente la distinguiera per se, aparte de que era una obra muy buena de un artista muy famoso… eso hasta que fue robada», añadió. «El robo es lo que realmente disparó su atractivo y lo convirtió en un nombre familiar».



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × 2 =