La Unesco declaró como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad la fabricación artesanal de cerámica de estilo talaverano de las localidades españolas de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo (ambas en Toledo) y de los estados mexicanos de Puebla y Txalaca.

El XIV Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco valoró en su decisión, adoptada en Bogotá, que «los procedimientos de fabricación, decoración y esmaltado de este tipo de cerámica siguen siendo artesanales e idénticos a los practicados en el siglo XVI».

«Los conocimientos teóricos y prácticos relacionados con este elemento del patrimonio cultural vivo abarcan la preparación de la arcilla, su modelación con un torno o un molde, la ornamentación de la pieza modelada, la preparación de los pigmentos y el esmalte y la cocción en el horno, operaciones todas ellas que exigen una gran destreza», agregó la Unesco en un comunicado.

 Según el organismo, algunos alfareros y ceramistas realizan todas las etapas de fabricación, mientras que otros se especializan en tareas específicas.

«En su mayoría, los depositarios de los conocimientos relativos a esta fabricación artesanal […] son maestros alfareros y ceramistas que han adquirido sus competencias con el correr del tiempo y las han transmitido oralmente a las jóvenes generaciones, ya sea en sus talleres o en el seno de sus familias», resaltó.

La Unesco también valoró que cada taller posee «una identidad propia» que sobresale en detalles específicos de los modelados, ornamentaciones, colores y esmaltes de las piezas.

La alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García, afirmó el martes que esa técnica es una «seña de identidad» de la población.

«Forma parte de nuestra cultura e historia, una salvaguarda para que las generaciones que vengan la conserven y con unas medidas que garanticen ese mantenimiento año tras año», añadió.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 + 6 =