En la actualidad el trabajar como freelancer se ha hecho práctica común entre la población laboral y por eso es menester que se sepa cómo lidiar correctamente con este tipo de profesión en materia de finanzas

DAT.- El concepto de los freelancers es uno muy particular (y muy en vigencia) pues se trata de personas a menudo consideradas como empresas andantes capaces de desempeñar profesiones que van desde community manager hasta social manager, pasando redactores y otros cargos creativos.

Explica Héctor Andrés Obregón Pérez que lo interesante de esta profesión es que surge a partir de factores externos, cuando se lleva una tarea profesional adicional al trabajo, o se queda sin empleo, entre otras. Es decir, surge de forma espontánea y trae buenos beneficios, como varias responsabilidades.

Una de las implicaciones o retos más fuertes de ser un freelancer es saber manejarse como un negocio, siendo una persona. Esto ha hecho que algunos no logren controlar sus finanzas por un buen tiempo, debido a que no es tan sencillo interiorizar y entender la realidad de ser empresa-persona.

En ese sentido, a continuación se enlistan algunos tips a tener en cuenta si se trabaja de manera independiente.

Contenido

Evita los errores financieros

No confundas abuso con oportunidad: Una de las cosas con la que todo freelancer lidia es con la valoración de su trabajo. En otras palabras, el mercado o el cliente no suele dar el valor justo a su trabajo.

Lo que suele pasar es que el cliente minimiza el trabajo porque lo ve o percibe rápido, sencillo o muy fácil de hacer. La verdad es que la labor del profesional independiente es más intangible que física, y por lo tanto no se puede medir o comparar con otras cosas.

LEA TAMBIÉN | Héctor Andrés Obregón Pérez | ¡Conócelas! ¡8 áreas básicas para comprender la educación financiera!

Esto suele suceder con agentes publicitarios o diseñadores gráficos, debido a que ven solo el resultado final y no el proceso creativo para llegar al objetivo, por ejemplo, un logo que transmita los valores y principios de tu marca.

Lo ideal para solucionar estas situaciones es: visualizar el proceso, involucrar al cliente en el proyecto, establecer límites y fijar costos de acuerdo a tus conocimientos.

Dinero Personal vs. Dinero de tu Negocio

Un freelancer es una empresa andante, así que le toca pensar en buscar negocios casi 24/7, es decir, todo el tiempo. Por ello, se suele confundir el dinero personal con el del negocio, debido a que una persona lo hace todo.

Lo ideal es tener un profesional que ayude con el tema financiero, pero en caso de estar empezando se debe asumir el reto de organizar estos servicios, optimizando entradas y evaluando los gastos.

Así que para evitar gastar todo lo del negocio y todas las finanzas personales se deben hacer dos cosas: establecer un sueldo y registrar todas las transacciones. Tomando en cuenta eso, lo primero es saber que eres un empleado de tu propia empresa, esto debe ser respetado. No todo tu tiempo es de trabajo, ni todo es relajo.

Establecer horarios, ser organizado y planificar actividades te ayudará a lograr tus objetivos como freelancer. Tus clientes al ver esto, dejarán de minimizar tu labor porque observarán convicción y confianza en tus habilidades.

(Con información de Héctor Andrés Obregón Pérez)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

14 + diecinueve =