El pintor y escultor colombiano expresó su apoyo y satisfacción con el momento histórico que vive su país en la actualidad, donando la esculturaLa paloma de la paz, pieza que fue develada por el presidente Juan Manuel Santos en la Casa Nariño.

Fernando Botero no pudo asistir al acto, pero envió un mensaje en el que expresaba su respaldo a la firma de la paz con la guerrila de las Farc, acto sin precedentes que se llevó a cabo en la ciudad de Cartagena, en el que Rodrigo Londoño Echeverri, conocido como Timochenko y líder de la guerrilla colombiana, firmó un acuerdo con Santos.

La paloma de la paz de Botero se convierte así en un símbolo de este proceso trascendental por la búsqueda de la paz en la nación colombiana. Este acontecimiento llena de esperanzas a todos los habitantes de la nación neogranadina, que se prepara para afrontar el futuro con entusiasmo.

La pieza que donó Botero al pueblo de Colombia está hecha en bronce y tiene 70 centímetros de altura. La escultura es completamente blanca y cuenta con el pico dorado. Posee las líneas regordetas que han caracterizado a lo largo de los años a la obra artística del artista sudamericano y reposa sobre una base de un metro de dimensión.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

7 + 8 =