La obra de Pablo Picasso durante la Segunda Guerra Mundial será el núcleo de una exposición que abrió sus puertas en el museo de arte moderno y contemporáneo Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen en la ciudad alemana de Düsseldorf el 15 de febrero.

La muestra «Pablo Picasso. Los años de la guerra de 1939 a 1945» exhiben casi 70 pinturas, esculturas y trabajos en papel del artista español.

La exposición, que se extenderá hasta el 14 de junio, busca mostrar también cómo eran las condiciones de vida de Picasso durante la dictadura nacionalsocialista en la París ocupada, donde no podía exhibir su obra. Ese aspecto personal se presenta a través de fotos, cartas y recortes de diarios.

El estallido de la Guerra Civil española, preludio de la Segunda Guerra Mundial, lo empujó a una mayor concienciación política, fruto de la cual es una de sus obras más universalmente admiradas, el mural de gran tamaño Guernica (1937).

La reducción al mínimo del cromatismo, el descoyuntamiento de las figuras y su desgarrador simbolismo conforman una impresionante denuncia del bombardeo de la aviación alemana, que el 26 de abril de 1937 arrasó esta población vasca en una acción de apoyo a las tropas del general golpista Francisco Franco.

Durante los llamados años negros, Picasso nunca dejó de producir, no pintaba imágenes de las atrocidades de la guerra, sino que se mantuvo fiel a sus motivos favoritos: retratos, naturalezas muertas y desnudos. Sin embargo, el color de sus cuadros, que se exponen cronológicamente, se fue ensombreciendo.

La muestra se pudo ver previamente en el Musée de Grenoble, que aportó obras al igual que el Musée National Picasso. En total, la exposición cuenta con 20 préstamos. De la colección de Düsseldorf provienen dos de las obras principales.

https://conteni2.mqd.gonkar.com/app/imagenes/picasso_3.jpg

No hay comentarios

Dejar una respuesta

siete + uno =