Eurovision no permitirá la intervención del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en la final del concurso musical que se celebrará este sábado en la ciudad británica de Liverpool, por tratarse de un evento de «naturaleza apolítica».

En un comunicado, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del festival, explicó que no puede atender la petición de Zelenski de «dirigirse a la audiencia en el Festival de la Canción de Eurovisión».

«Aunque el presidente ucraniano realizó esta petición con buenas intenciones (…) lamentablemente no puede ser concedida por la dirección de la Unión Europea de Radiodifusión, ya que iría en contra de las reglas del evento», precisó la organización.

El Festival de Eurovisión, en el que participan cantantes de más de 30 países de Europa, al que se añaden Israel y Australia, fue ganado el pasado año por los representantes de Ucrania, país al que debía corresponderle la organización del concurso este año.

Ante la situación de guerra que vive Ucrania tras la invasión de Rusia, la UER acordó que el concurso se celebrase en 2023 en Reino Unido, cuyo participante, en representación de la cadena BBC, quedó en segunda posición el pasado año.

De interés: Accionistas de Adidas critican a la dirección por caso West

Puro Vinotinto

Con información de medios internacionales

Fuente de imagen referencial: @Eurovision

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos





Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 − 9 =