El mero hecho de haber dirigido la trilogía de ‘El señor de los anillos’ ya garantiza a Peter Jackson un lugar muy especial en el corazón de muchos amantes del cine. Sin embargo, su filmografía no se reduce solamente a sus incursiones en la Tierra Media, aunque precisamente la trilogía de ‘El Hobbit’ llevó a que el mayor fracaso de su carrera fuera ejerciendo solamente como productor y coguionista de ‘Mortal Engines’ (2018).

El propio Jackson comentó en su momento que ‘Mortal Engines’ «es una película muy grande y ambiciosa» y que su plan inicial era dirigirla cuando se hizo con los derechos de la novela de Philip Reeve alrededor de 2007. Otros proyectos hicieron que fuera aplazándose y finalmente le confió las riendas al debutante Christian Rivers, con quien venía colaborando desde los tiempos de la inolvidable ‘Braindead. Tu madre se ha comido a mi perro’.

Un auténtico desastre

Sobre el papel, ‘Mortal Engines’ debería haber sido un gran éxito, pues Rivers contó con varios miembros del equipo de producción detrás de los éxitos de ‘El señor de los anillos’ y ‘El Hobbit’. Por encima de todo, Jackson firmaba el guion junto a Fran Walsh y Philippa Boyens, ganadores del Óscar por adaptar a J.R.R. Tolkien. ¿Por qué entonces una película llamada a arrasar en taquilla acabó siendo uno de los mayores fracasos de la historia del cine de ciencia ficción?

Está claro que las malísimas críticas que recibió ‘Mortal Engines’ no ayudaron, a lo que hay que sumar que no tomaba como base una obra literaria con tantísimo fan a lo largo del planeta. Y claro, que Jackson no dirigiera tampoco jugaba a su favor, pero quizá el factor más determinante fue que se estrenase el mismo fin de semana que ‘Spider-Man: Un nuevo universo’, una película universalmente amada que se hizo fácilmente con el número 1 en la taquilla de Estados Unidos, mientras que ‘Mortal Engines’ a duras penas alcanzaba el quinto puesto.

Ese tropiezo llevó a que se anulase cualquier posible plan de continuar la historia. Porque los había, pero Peter Jackson ya dejó claro varios meses antes de su estreno que «en lo referente a seguir o no adelante con las otras, está fuera de nuestras manos«, mientras que Philippa Boyens señalaba que «tiene que funcionar como película, porque quizá solamente haya una. Espero que no sea el caso, porque creo que la saga va a mejor todo el rato«.

Mortal EnginesMortal Engines

¿Quizá hubiese ayudado tener alguna estrella en su reparto? Puede ser, porque es cierto que había rostros conocidos, pero Hugo Weaving o Stephen Lang no son actores que lleven a la gente al cine con su presencia, mientras que la carrera de Robert Sheehan todavía pasaba por ese bajón que sufrió en el intervalo entre que dejó ‘Misfits’ y el lanzamiento de ‘The Umbrella Academy’, mientras que Regé-Jean Page todavía tendría que esperar para saltar al estrellato gracias a ‘Los Bridgerton’. Y Hera Hilmar, la gran protagonista, no daba la talla para encabezar una producción de esta envergadura.

Que Hollywood hubiese exprimido hasta la saciedad la literatura young adult también pesó, pues ‘Mortal Engines’ llegó tras ver cómo varias franquicias se lanzaban y eran abandonadas antes de llegar a su final. En muchos casos, como el que nos ocupa (o ‘Mentes poderosas’ ese mismo año), nunca se pasó de la primera entrega, pero también hay casos más sangrantes como el de Lionsgate pasando de cerrar ‘La serie Divergente’ con la adaptación de la última novela.

Mortal Engines EscenaMortal Engines Escena

Todo ello llevó a que apenas recaudase 83,7 millones de dólares en todo el mundo cuando su presupuesto superó con creces los 100 millones. De hecho, se estima que generó unas pérdidas cifradas en casi 175 millones y solamente existe un puñado de títulos que puede «presumir» de superar esa cantidad. Del caso más sangrante de todos ya os hablamos hace bien poco.

Eso sí, su fracaso en Estados Unidos no tiene rival, pues allí apenas ingresó 15,9 millones de dólares, tan poco que hasta ‘They Shall Not Grow Old’, el documental sobre la I Guerra Mundial esta vez sí dirigido por el propio Jackson, recaudó más (17,9 millones) cuando se estrenó poco después. Curiosa forma de dejarse en ridículo a sí mismo.

De nada sirvió que Philip Reeve, el autor de la saga, mostrase su apoyo a la película semanas antes de su estreno comentando que «he visto ‘Mortal Engines’ dos veces esta semana y es genial. Christian Rivers ha hecho un trabajo fantástico: una película de acción enorme y visualmente impresionante con un ritmo perfecto y un núcleo emocional genuino. Vedla en la pantalla más grande que podáis«. Fueron muy pocos los que se mostraron tan entusiastas con la película como él, pero si no la habéis visto y tenéis curiosidad, tenéis la oportunidad de verla en Netflix, en SkyShowtime o Prime Video.

En Espinof | 11 películas de ciencia ficción de los 90 que fracasaron injustamente y puedes ver en streaming y blu-ray

En Espinof | El secreto español detrás de ‘El señor de los anillos’, la conexión entre Tolkien y Bertín Osborne que nadie esperaba



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

once − 6 =