No es por querer hacerle la contraprogramación a Pixar, a la que parece que no le está yendo nada mal con su ‘Intensamente 2’, pero no todas las buenas historias infantiles tienen el sello de Disney. Algunas, incluso, están dirigidas por cineastas que no acostumbran a hacer cine familiar. Es el caso de ‘Donde viven los monstruos’, una cinta muy recomentable que forma parte del catálogo de Prime México.

Estrenada en 2009 y escrita y dirigida por Spike Jonze (‘Her’), la película está basada en el libro infantil homónimo. En ella, Max es un niño bastante rebelde de 9 años y padres divorciados. Un día tras la visita del novio de su madre Max empieza a hacer gamberradas, causando una discusión con su familia que le lleva a marcharse de casa, enojado. Tras encontrar un bote en la orilla del lago, el niño decide montarse.

Amigos inesperados

El viaje lo lleva a una isla habitada por amenazantes criaturas. Max, siendo un niño muy maduro, no les tiene miedo. Como tampoco planea volver a casa es entonces donde la convivencia tendrá que tener lugar. Tras dar a conocer a los monstruos todas sus supuestas hazañas, ellos, que están faltos de un líder, deciden organizar una ceremonia para proclamarlo rey y juntos colaborar para crear un reino pacífico.

Esta aventura es, por supuesto, metafórica. Aunque nunca se explicita para no sacar al espectador de la fantasía, toda la experiencia es un rito de paso para la infancia de Max, donde aprende valores como la responsabilidad, pero también a reconciliarse con sus temores. Casi como si fuera un ‘Intensamente’ en acción real, cada uno de los monstruos representa diferentes dimensiones de la personalidad del niño, tales como la relación paterno-filial o su espíritu creativo.

La película se aleja de la moralina clásica de cuentos infantiles («pórtate bien», «haz caso a tus mayores»), tomándose su relato en serio y poniendo mucho cariño a sus temas y personajes. Hay conversaciones y momentos profundos aquí que uno no acostumbra a ver en este tipo de cine. Todo está, además, bañado de un precioso tono melancólico, en gran medida gracias a la fabulosa banda sonora de Karen O (puedes escuchar aquí uno de los temas más emblemáticos) que se siente tan dulce como triste.

Todo esto se aunó para hacer una cinta que tomó desprevenida a la crítica por lo buena que era. En The New York Times sentenciaron que «Jones ha realizado una obra de arte que está a la altura de su fuente y, en algunos casos, la supera.» En su crítica para Espinof, Jesús León escribió: «Ese viaje catártico de Max resulta contundente, lleno de magia, a la par que surrealista, y su regreso resulta épico.»

En Espinof | Prime México tiene uno de los más macabros thrillers televisivos de la historia, y una serie injustamente cancelada

En Espinof | Las 31 mejores películas de animación de la historia

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciseis − 7 =