Pensar en Russell Crowe, salvo contadas excepciones derivadas de sus papeles más desenfadados en cintas como ‘Thor: Love and Thunder’, implica hacerlo en un intérprete sobrio, tremendamente serio y no demasiado proclive ya no a reír en el set de rodaje, sino a hacerlo saliendo de su personaje. Pero todo el mundo, tarde o temprano, termina encontrando la horma de su zapato, y la de Crowe tiene nombre y apellido: Ryan Gosling.

Los gritos de Ryan

Según explicó Crowe en una entrevista con GQ, Gosling ha sido el único compañero de reparto que le ha hecho salirse del personaje en medio de una escena. Esto, por otro lado, es comprensible si tenemos en cuenta que el largometraje en el que colaboraron fue nada menos que ‘Dos buenos tipos’ —’The Nice Guys’—, la hilarante buddy movie en clave setentera dirigida por Shane Black.

«Me encantó hacer esa película. Ryan Gosling… Jesús. Intentar trabajar con ese chico… Hay una cosa en la interpretación que se llama corpsing, reír de forma inapropiada. Ese cabroncete me hacía reír todo el rato».

Crowe tiene fama de ser uno de esos actores que se mantienen dentro de su personaje pase lo que pase durante los rodajes, hasta el punto de que Ridley Scott llegase a cachondearse de él filmando ‘Gladiator’.

«Soy famoso por no romper el personaje pase lo que pase. Ridley solía reírse de eso. El coliseo podía estar derrumbándose detrás de mí y yo seguía a lo mío. Pero luego tienes algo como ‘Dos buenos tipos’. A la gente le encanta esa película».

No seré yo quien le quite la razón al bueno de Russell, y es que pocas películas recientes han conseguido que me ría y disfrute tanto como la obra de Shane Black. Una producción que fue bastante complicada de levantar y a la que, según comentó Black en una entrevista con IndieWire, Crowe solo se unió una vez Gosling firmó definitivamente por ella.

«Mi amigo Anthony Bagarozzi y yo creamos el guion en 2001, que estaba ambientado en la época actual y no fue a ninguna parte. Lo intentamos de nuevo como una serie para CBS en 2006 y tampoco fue a ninguna parte. Finalmente, en 2014 lo sacamos una última vez, Ryan Gosling lo leyó y su agente dijo: ‘Esto es lo que Ryan está buscando’. En tres días, Russell Crowe dijo ‘Me gusta, y si Ryan lo hace, yo lo haré’. Después de trece años, todo encajó en tres días».

Por desgracia, el estreno de ‘Angry Birds’ terminó sepultando a los ‘Nice Guys’ de Black en taquilla. Según Gosling, la cinta de animación les «destruyó», de ahí que una haya tenido secuela y la otra, pese a los rumores, tiene muy complicado continuar en una segunda parte. El mundo, desde luego, es un lugar horrible.

En Espinof | Las 33 mejores películas de acción de la historia

En Espinof | Las 8 mejores películas de Netflix en 2024

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

17 + 13 =