El actor belga Jean-Claude Van Damme fue una de las mayores estrellas del cine de acción de Hollywood durante los años 90. Obviamente, cada uno tiene una película favorita diferente de Los Músculos de Bruselas, pero yo tengo bastante claro que este thriller tiene que aparecer en cualquier lista que recoja lo más destacado de su cine. Me refiero a ‘Sudden Death (Muerte súbita)’.

Estrenada en 1995, ‘Muerte súbita’ es una película claramente influenciada por ‘Jungla de Cristal’. De hecho, Bruce Willis fue uno de los actores que rechazó protagonizarla antes de que el papel de Darren McCord fuese a manos de Van Damme. Otros famosos héroes de acción que dejaron pasar esa oportunidad fueron Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger. No puede negarse que los productores apuntaron lo más alto posible.

Un thriller muy entretenido

Escrita por Gene Quintano (‘El mosquetero’), ‘Sudden Death (Muerte súbita)’ transcurre durante un importante partido de hockey sobre hielo, donde unos terroristas toman varios rehenes, entre ellos el vicepresidente de Estados Unidos, y amenazan con hacer saltar por los aires el estadio si no se aceptan sus demandas. Ahí es donde Van Damme aparece al rescate.

Como apuntaba antes, ‘Sudden Death’ es una variante bastante obvia de ‘Jungla de Cristal’. Y es que si ‘Alerta Máxima’ fue el equivalente de esa obra maestra del cine de acción para Steven Seagal, aquí sucede lo mismo pero con el protagonista de ‘El último mercenario’. Algunos usarán eso en su contra, pero si algo funciona y sabes adaptarlo lo suficiente como para que no sea una aburrida repetición, tampoco hay nada de malo en ello.

Una de las grandes claves de ‘Sudden Death (Muerte súbita)’ es que supuso la segunda colaboración de Van Damme con Peter Hyams, director con el que había trabajado justo un año antes en la entretenida ‘Timecop, policía en el tiempo’. Es verdad que Hyams no tiene tanta fama como otros grandes nombres del cine de acción de la época como John McTiernan o Richard Donner, pero raro es que una película no se vea beneficiada por su trabajo tras las cámaras. Y ‘Sudden Death (Muerte súbita)’ no es una excepción.

Es cierto que no me atrevería a decir que estemos ante una gran película de acción, pero sí es una muy eficaz que sabe sacar partido a la carismática presencia de Van Damme sin pedirle hacer ninguna cosa rara. Tampoco viene nada mal tener un actor de envergadura como Powers Boothe para dar vida al gran villano de la función. Todo ello adornado con un eficaz manejo de la tensión para que el espectador pase un rato de lo más entretenido.

SuddenSudden

Además, si la tenéis algo olvidada, os recomiendo recuperarla. Yo lo hice este mismo año en un ciclo improvisado de revisionados de cine de acción de los años 90 que me hice y funciona bastante mejor de lo que recordaba. Y es que confieso que nunca fui un gran entusiasta del cine de Van Damme, ni siquiera del de sus años de gloria, pero quien se acerque a ella sabiendo lo que puede ofrecerle, dudo que acabe decepcionado.

Por cierto, ‘Sudden Death (Muerte súbita)’ pinchó en taquilla en su momento, pues solamente recaudó 64 millones de dólares cuando había costado 35. Sin embargo, acabó dando muchos beneficios gracias a su popularidad tanto en videoclubs como en posteriores pases televisivos.

En el caso de que os haya picado lo suficiente como para querer (volver a) verla, la encontraréis disponible en streaming en el catálogo de SkyShowtime. Además, el blu-ray está tirado de precio, pues podéis haceros con él por apenas 8,99 euros, que luego quizá os apetezca verla cuando justo no esté en ninguna plataforma…

En Espinof | Las 33 mejores películas de acción de la historia

En Espinof | Las 8 mejores películas de Netflix en 2024

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × dos =