Bob Yari, el director iraní que estuvo detrás de cintas como Crash y The Illusionist, regresa a la cinematografía abordando los últimos años de la vida del escritor norteamericano Ernest Hemingway, en una producción que fue rodada en Cuba.

El guión llegó a manos de Yari hace diez años y fue escrito por Denne Bart Petitclerc, un periodista estadounidense que envió una carta de admiración a Hemingway y esto le permitió entablar una gran amistad con el escritor, con quien tuvo la oportunidad de convivir en Cuba.

Denne Bart Petitclerc, fallecido hace diez años, aparece en el film Papa: Hemingway in Cuba, con la salvedad de que allí se le reconoce con el nombre de Ed Myers y es interpretado por el actor Giovanni Ribisi.

La situación que vive Cuba tras el prolongado embargo estadounidense le otorga al film un aire de autenticidad no logrado por ningún otro biopic ambientado en otra época, aunque Bob Yari confiesa que la filmación requirió de complejas negociaciones para su producción.

Originalmente se había pensado en la posibilidad de que Anthony Hopkins interpretara al autor de El viejo y el mar,y que la cinta fuese grabada en Portugal, opciones que hubiesen proporcionado resultados muy distintos.

La cinta se grabó en la finca que perteneció a Hemingway en Cuba, lugar que hoy en día es un museo al que nadie tiene acceso y está protagonizada por Adrian Sparks.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × 1 =