DAT.- La ejecución de la construcción de una edificación es un proceso complejo que requiere la coordinación de numerosas etapas y actividades interconectadas que deben ser llevadas a cabo de manera armónica. Cada una de estas etapas se puede agrupar o subdividir en otras secciones, según el tamaño, la complejidad del proyecto y los requerimientos específicos de cada construcción.

Explican desde VINCCLER, empresa presidida por Juan Francisco de Jesús Clerico Avendaño, que cada proyecto, sin importar su envergadura o nivel de complejidad, sigue una secuencia de construcción que representa una progresión lógica y ordenada específica. Esta secuencia guía el orden cronológico de las distintas etapas involucradas en la construcción del proyecto, asegurando una ejecución coherente y eficiente.

Cada etapa está cuidadosamente diseñada para seguir de manera consecutiva a la anterior, lo que facilita una progresión fluida y organizada de las tareas. Aunque la secuencia de construcción puede variar según el tipo de proyecto, en el caso de edificaciones suele seguir un patrón que abarca desde las obras preliminares y la cimentación, hasta las estructuras, instalaciones, acabados y obras exteriores.

Contenido

Secuencia de Construcción: Paso a paso

  • Obras preliminares: Esta etapa implica la obtención de permisos y licencias necesarias para la construcción del edificio. Además, se debe realizar la delimitación del área de construcción, la limpieza del terreno y las construcciones provisionales.
  • Preparación del terreno: En esta etapa, se nivelará y compactará el terreno, lo que permitirá una base estable para la construcción del edificio.
  • Replanteo: Antes de comenzar la construcción del edificio será necesario marcar los límites del edificio en el terreno y determinar las dimensiones de cada una de sus partes.
  • Excavación general: En esta etapa, se excava el terreno en el lugar donde se construirá el edificio. Esto permitirá que se realice la cimentación y las instalaciones subterráneas necesarias.
  • Replanteo de la cimentación y de las instalaciones: Se realiza un replanteo preciso de la ubicación de la cimentación del edificio y de las instalaciones subterráneas, como las tuberías de agua y alcantarillado.
  • Cimentación: En esta etapa, se construye la base del edificio. La cimentación puede ser de varios tipos, como cimientos de concreto armado, pilotes o losas flotantes.
  • Concreto armado: Una vez que se ha construido la cimentación, se coloca el encofrado, se instala el acero de refuerzo y se prepara y coloca el concreto en el interior de los encofrados.
  • Estructuras: En esta etapa, se construyen los pilares, las vigas, las losas, las escaleras y otros elementos estructurales del edificio. Esta etapa también implica la colocación de encofrados, acero de refuerzo y la preparación y colocación de hormigón, en cada uno de los niveles de la construcción.
  • Cubierta: Una vez construida la estructura del edificio, se coloca la cubierta. Esto puede ser de diferentes materiales, como tejas, chapa metálica o hormigón armado, en algunos casos se requerirá una estructura de cubierta diferente a la estructura del edificio.
  • Impermeabilizaciones: Se aplican capas de impermeabilizante en techos y muros que estarán expuestos a la intemperie para evitar filtraciones de agua. Se pueden utilizar diferentes materiales para la impermeabilización, como láminas asfálticas o membranas de poliuretano.
  • Instalaciones: En esta etapa, se instalan las tuberías de agua potable, alcantarillado, gas, electricidad, sistemas de climatización, domótica, sistemas de seguridad y contra incendios, entre otros.
LEA TAMBIÉN | VINCCLER | ¡Entérate! Acero de refuerzo: ¿Qué es y cómo se usa en la construcción?
  • Muros de fachada: Se construyen los muros de fachada del edificio y se instalan las ventanas.
  • Tabiquería y marcos de puertas: En esta etapa se construyen las paredes interiores y se instalan los marcos de las puertas.
  • Aislamientos acústicos y térmicos: Se instalan aislamientos acústicos y térmicos para mejorar el confort y la eficiencia energética del edificio.
  • Revestimientos y acabados interiores: Se realizan los acabados interiores, aplicando capas de pintura en las paredes, techos y elementos de madera. También se pueden aplicar otros acabados, como estucos, empapelados, yesos, etc.
  • Revestimientos y acabados exteriores: Por último, se realiza la colocación de los acabados exteriores del edificio, como la pintura de fachada, revestimientos, acabados en aluminio, vidrio, madera u otros materiales, y la instalación de las puertas exteriores.
  • Carpintería: Se instalan las puertas interiores y exteriores, así como las ventanas y otros elementos de madera, como armarios empotrados, marcos, zócalos, molduras, etc.
  • Cerrajería: Se instalan las cerraduras, bisagras, manillas y otros elementos de seguridad para las puertas y ventanas. También se pueden instalar rejas y barandillas en balcones y terrazas.
  • Cristalería: Se instalan los vidrios en las ventanas y otros elementos de cristal, como mamparas de baño o espejos.
  • Pavimentos y pisos: Se instalan los pavimentos y revestimientos de suelos, como baldosas, parquet, tarimas flotantes, etc.
  • Colocación de artefactos sanitarios: Se procede a la colocación de los muebles sanitarios como inodoros, lavamanos, duchas, bañeras, entre otros.
  • Colocación de artefactos eléctricos: Se procede a la colocación de los interruptores, tableros, toma corrientes, y aparatos y equipos eléctricos como ventiladores, equipos de intercomunicación, seguridad, aire acondicionado, entre otros.
  • Obras exteriores: En esta etapa se construyen las áreas exteriores del edificio, como la entrada principal, estacionamiento, jardines, zonas verdes y otras áreas destinadas al uso común de los residentes o usuarios del edificio. Se realizan las obras de urbanización exterior, como aceras, calles, jardines, muros de contención.

La secuencia de construcción establece una estructura y un marco de referencia fundamentales para la planificación ordenada de las actividades esenciales en la ejecución de la obra. Este enfoque posibilita una coordinación más efectiva entre los diversos profesionales participantes en el proyecto, incluyendo arquitectos, ingenieros, contratistas y trabajadores de la construcción.

Al seguir una secuencia predefinida, se minimizan los errores y retrabajos, se optimiza el uso de recursos y se garantiza la calidad del resultado final. De esta manera, se lleva a cabo el proyecto de edificación de manera eficiente, organizada y exitosa, asegurando que todas las etapas se realicen en el orden adecuado y cumpliendo con los estándares de calidad y seguridad requeridos.

(Con información de VINCCLER)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × 2 =