La cultura oriental ha sido por años, un modelo inspirador para el mundo cinematográfico estadounidense. Y es así como este monstruo, nacido de la inventiva de los estudios japoneses Tōhō, vuelve a ser protagonista de una nueva aventura norteamericana.

Se trata de la secuela “Godzilla II: el rey de los monstruos”, la que mostrará una vez más la supremacía de este ser, mezcla de tiranosaurio, iguanodonte y gorilla, pues deberá enfrentarse a otros esperpentos que se creían ya extintos, como Mothra, Rodan y el archienemigo: King Ghidorah.

Según el director y coescritor Michael Dougherty, “las películas de Godzilla son grandes, son divertidas, pero más allá del caos monstruoso y la destrucción apocalíptica, estas películas son alegóricas. Y aunque los temas han cambiado con los años, todas dejan la misma advertencia: si ejerces demasiada presión contra la naturaleza, la naturaleza va a responder con esa misma fuerza”.

Para escenificar las feroces batallas, Dougherty contó con la misma imaginación que tuvo a corta edad cuando leía las leyendas de dragones de sus ancestros vietnamitas, irlandeses o húngaros.

Eso lo pudieron ver ya algunos críticos. “Ahora soy libre de decir que ‘Godzilla II: el rey de los monstruos’ es la película de kaiju estadounidense más loca y entretenida que existe. Pero eso no le hace justicia a lo salvaje que es este paseo, salta de la majestuosidad de los monstruos a la locura de los humanos”, declaró David Crow, del portal Den of Geek.

Con esta producción, el staff dirigido por Dougherty hizo un homenaje a los fanáticos que crecieron con el clásico Godzilla y el resto de criaturas. “Es una narrativa poderosa, asombrosa y de gran emoción”, declaró el director.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × cuatro =