El pianista alemán Andreas König llevó al Centro Cultural Ibercaja un interesante recorrido por la obra de insignes compositores, entre los que podemos mencionar a Mozart, Ravel y Noctuelles, así como una selección de danzas rumanas creadas por Bartok.

König debutó como solista a los diez años y cuatro años más tarde realizó su primer solo-recital. Inició sus estudios musicales en el Conservatorio de Música de Wurzburgo y consiguió excepcionales calificaciones en el Conservatorio de Música de Frankfurt, donde se diplomó a comienzos del año 2009.

Este pianista de 33 años de edad ha recibido notables reconocimientos, como el premio Jugend Musiziert National de Colonia, el Steinway Competition de Berlín, el Concurso Internacional de Oporto y el Concurso Internacional de Vianna Motta en la ciudad de Lisboa.

Su formación y notable talento le ha permitido gozar de múltiples becas y en la actualidad forma parte de los grupos de cámara Koechel y Orfeo. Durante su actuación en el recinto cultural de Ibercaja, el pianista germano recibió constantes ovaciones del público, audiencia fascinada por sus atributos como ejecutante.

El concierto, dividido en dos partes, inició con la Sonata en fa mayor K332 del compositor austríaco Johann Amadeus Mozart y finalizó con interpretaciones como Granada, del español Isaac Albéniz, y Gershwin.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × cinco =