El Palacio de Gaudí de Astorga, en España dio a conocer recientemente la nueva obra que se ha acometido recientemente para sumar atractivos a este espacio. Se trata de la restauración de la escultura de Santiago Peregrino, una pieza que recoge el Museo de los Caminos, del siglo XVII, elaborada en madera policromada y procedente de Labaniego, cuyos trabajos han corrido a cargo de Proceso Arte y dirigidos principalmente por Luisa Castillo Vela.

Esta escultura presentaba, aparte de los problemas derivados del paso del tiempo, grietas de especial importancia en la cabeza y manos de Santiago, que han sido completamente reparadas y puede apreciarse el esplendor original de la talla.

La obra también había sufrido pérdidas de la policromía original, así como la suciedad en el dorado y las partes de rostro y manos.

“La obra representa a Santiago sentado, pero un momento, no sabemos cuándo, fue mutilada la parte de atrás para, posiblemente, encajarlo en un espacio que les convenía”, explicó la restauradora Lusica Castillo.

La escultura lucirá en la sala “El Camino tras la huella de Santiago”, que rinde homenaje a todos los peregrinos.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diez + quince =