Un 5 de abril de 1969 el mundo dejó de tener entre ellos a un escritor brillante, el novelista venezolano Rómulo Gallegos, quien hoy es recordado en todas las latitudes por su legado poético y novelístico que dejó para las nuevas generaciones.

Gallegos fue un destacado escritor que lanzó su primera obra en 1920, cuando tenía apenas 36 años, la cual llevaba por nombre el Último Solar; sin embargo no fue hasta la publicación de Doña Bárbara cuando este literario alcanzó la fama y el reconocimiento de miles de lectores y colegas.

A esta exitosa historia, versionada para novelas de la televisión nacional e internacional e incluso películas, le siguieron novelas como Cantaclaro y Canaima, las cuales forman parte de ese conjunto de historias que Gallegos escribió durante un viaje a Europa y se caracterizaban por resaltar el paisaje y la idiosincrasia venezolana.

De regreso a Venezuela, su vida literaria quedó en segundo plano para ser eclipsada por la política, área en la que también Gallegos se destacó, llegando incluso a ser presidente de Venezuela para el año de 1948.

No obstante, el periodo presidencial del autor duró unos escasos 9 meses, gracias a un golpe de Estado que lo llevó a exiliarse a Cuba, después de esto regresó al país  en 1958 sin ánimos de volver a la política y para dedicarse completamente a la literatura.

Rómulo Gallegos resultó un hombre destacado que en su trayectoria fue nombrado Premio Nacional de Literatura en 1957, reconocido como uno de los principales escritores del país. Como muestra de este reconocimiento se creó en 1965 el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, uno de los más prestigiosos de Latinoamérica y en 1972, se fundó en Caracas el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG) en homenaje a este celebre personaje que hoy cumple 47 años de fallecido.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

11 − tres =