La construcción de edificios e infraestructuras es una de las actividades humanas que genera un mayor consumo energético. En los últimos años, la necesidad de frenar el impacto del cambio climático y de reducir la huella de carbono que genera el sector constructivo ha impulsado a las administraciones públicas a promover prácticas arquitectónicas más respetuosas con el medio ambiente.

El principal objetivo de la arquitectura sostenible es reinventar la construcción desde los cimientos para impulsar prácticas más limpias dentro del sector. La búsqueda de la sostenibilidad se puede poner en práctica mediante diversas líneas de acción. El uso de energías renovables en la construcción es una de ellas, ya que permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono (CO2), y mejorar la eficiencia energética.

Los materiales también son determinantes a la hora de enfocar la construcción hacia la sostenibilidad. El aprovechamiento de los recursos naturales permite obtener materiales duraderos y reutilizables. Además, la ventilación adecuada en los edificios es esencial, ya que reduce la necesidad de contar con sistemas excesivos de refrigeración y calefacción.

En este artículo os presentamos el Edificio Impulso Verde de Lugo, un edificio público construido con madera y pizarra de procedencia local que ejemplifica a la perfección los principios de la arquitectura sostenible.

Edificio Impulso Verde (Lugo). Foto: Héctor Santos Díez

Impulso Verde: urbanismo sostenible en Lugo

La construcción basada en el empleo de recursos naturales autóctonos y materiales locales es clave para promover la sostenibilidad ambiental y la economía local. Esta práctica arquitectónica permite reducir costes y la huella ecológica de los edificios, a la vez que potencia la identidad conectando con el paisaje que los rodea.

Impulso Verde de Lugo es un referente de este nuevo modelo constructivo basado en los recursos autóctonos. Su creación pretende demostrar la eficacia de combinar la tecnología constructiva más puntera con los recursos naturales al servicio de la arquitectura sostenible.

Los materiales elegidos por los arquitectos Antonio José Lara (Universidad Politécnica de Madrid) y Susana Penedo (Concello de Lugo) han sido madera gallega, para la estructura del edificio, y el sistema de fachada ventilada con pizarra natural CUPACLAD 101 LOGIC.

Impulso Verde se ha convertido en un icono del urbanismo sostenible en Lugo, en especial gracias al diseño de su fachada ventilada en pizarra natural. Se calcula que esta construcción emite un 90% menos de dióxido de carbono (CO2) que un edificio de oficinas construido con hormigón y acero, además de absorber hasta 280 toneladas de emisiones.

Edificio Impulso Verde (Lugo). Foto: Héctor Santos Díez

Pizarra natural y madera como elementos principales

Los beneficios de la pizarra natural en la construcción de cubiertas y fachadas son múltiples. Sus propiedades técnicas e inimitables lo convierten en un elemento básico de la arquitectura sostenible. La principal ventaja que ofrece este material es la durabilidad, superior a cien años, que le permite mantener su color y propiedades inmutables con el paso del tiempo, sin necesidad de mantenimiento. Este material también se caracteriza por su fácil desmontaje, que facilita su posterior recuperación y reutilización.

En segundo lugar, la pizarra natural es un recurso natural y sostenible. Su impacto ambiental es mínimo. Además, la pizarra es altamente resistente. Puede soportar temperaturas extremas, es ignífugo y también completamente impermeable. Por tanto, su utilización garantiza un rendimiento óptimo ante condiciones climáticas adversas. Además, su elegante apariencia, inalterable a lo largo de su vida útil, le otorga un aspecto único y atemporal a cualquier proyecto.

El sistema de fachada ventilada CUPACLAD, utilizado en la construcción del Edificio Impulso Verde, es una buena muestra de todos estos beneficios. Además de una apariencia estética de calidad superior y su amplia durabilidad, el punto diferencial del sistema CUPACLAD lo marca la eficiencia energética. Frente a las fachadas tradicionales, que en muchas ocasiones carecen de un correcto aislamiento, la fachada ventilada crea una cámara de aire en la fachada exterior del edificio que favorece el ahorro de energía.

El otro material clave del proyecto, la madera es otro gran ejemplo de recurso natural renovable, con un procesamiento menos contaminante, en términos de emisiones de gases tóxicos, que el que deben atravesar otros materiales de forma previa a su uso en la construcción.

Este recurso, fácilmente manipulable y de reducido consumo energético, destaca también por su gran durabilidad y resistencia, gracias a su flexibilidad.

Edificios contra el cambio climático

El diseño y construcción del edificio forma parte de un proyecto europeo llamado Life Lugo+Biodinámico en el que participan la Universidad de Santiago de Compostela y la Universidad Politécnica de Madrid. La iniciativa busca implantar estrategias para luchar contra el cambio climático en la ciudad de Lugo que puedan ser fácilmente replicables en otras ciudades europeas de tamaño medio.

El propósito de este edificio público es albergar oficinas municipales y otras dependencias. Su construcción forma parte de un proyecto enfocado a rediseñar el barrio en el que está situado, con el objetivo de aumentar la disponibilidad de espacios ajardinados y mejorar la calidad de vida de los residentes de la zona.

Ganador de la primera edición del concurso ‘Best of the Best’

El aspecto del Impulso Verde ejemplifica la perfecta fusión de pizarra natural, madera y vidrio. Esta combinación de materiales otorga al edificio un aspecto atractivo, sea cual sea el ángulo desde el que se observe. Además, todos los planos de este icono del urbanismo sostenible presentan tonalidades que varían en función de la incidencia de la luz, un detalle que aumenta la calidad estética de la edificación.

Su imponente aspecto exterior ha hecho a este icono de la arquitectura sostenible merecedor del premio ‘Best of the Best’ al mejor proyecto del año 2021 elaborado con pizarra natural. La primera edición de este concurso, organizado por CUPA PIZARRAS, reconoció la belleza arquitectónica de este ejemplo de edificación respetuosa con el medio ambiente, que combina de forma idónea modernidad y sostenibilidad.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × uno =