Adam Driver es uno de los actores de moda, sí, pero también quiere ser un ídolo del cine indie. Y compaginarlo es tremendamente complicado. Por más que quieras hacerte valer como el protagonista de películas como ‘Ruido de fondo’, al final siempre serás reconocido como Kylo Ren, el malo de la trilogía nueva de ‘Star Wars’. Es ley de vida.

Se siente muy Solo

Ahora Driver ha hablado sobre lo que supone ser el antagonista de una de estas películas de cara al público en un episodio de ‘Who’s afraid of Chris Wallace?’, un programa de HBO Max que no ha llegado a España (de momento). Particularmente, el actor ha reflexionado sobre la escena de la muerte de Han Solo en ‘El despertar de la fuerza’ y cómo sentó a los fans: «Siempre hay alguien que me lo recuerda cada día. No cada día, pero sí, solía ser más pero ahora probablemente es una vez al mes». Además, ha hablado sobre cómo fue rodarla.

Obviamente, la banda sonora de John Williams no estaba sonando de fondo y fue muy emocional, de hecho, rodar con Harrison. Harrison fue muy generoso y contemplativo y para mí fue un gran momento en el set, aunque fuera su muerte.

Pero claro, ¿cómo un actor tan serio como él acabó aceptando un papel en la que posiblemente es la saga más conocida de la historia del cine? «Me lo tomé muy en serio. Pensé sobre ello mucho y estaba muy indeciso. Sabía que era una gran oportunidad, no quería salir en ella y ser malo porque mucha gente iba a verla. Era un fan de estas películas«. Próximamente, por cierto, veremos a Driver en ‘Ferrari’, y si os le encontráis por la calle mientras la promociona hacedle un favor: no mencionéis que mató a Han Solo.

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

11 − cuatro =