El público madrileño pudo disfrutar el pasado domingo  del Cuarteto Quiroga, agrupación que se presentó en el Teatro Lara de la capital española ofreciendo a la audiencia un repertorio compuesto por piezas de Haydn, Schubert y Halffter, como parte del ciclo de conciertos Los Matinales de El País.

Una de las primeras piezas interpretadas por los músicos, que rompieron el hielo con la audiencia al ofrecer unas palabras introductorias antes de iniciar su ejecución, fue el cuarteto op. 33, n° 3 en Do Mayor de Haydn, conocido también como El pájaro, por los acordes de los violines que tratan de imitar el canto de las aves.

Posteriormente los músicos interpretaron los ocho tientos del compositor Rodolfo Halffter y cerraron su actuación con La muerte y la doncella de Schubert, una pieza que es considerada fundamental para entender la música para cuartetos, y que narra cómo la muerte acecha a una bella muchacha para llevársela al inframundo.

La pieza final fue dedicada a José Luis Pérez de Arteaga, musicólogo y voz recién fallecido. La interpretación de Schubert se caracterizó por su inicio frenético y un final verdaderamente apoteósico, precedido por una pintoresca tarantela. Es una rareza en España acudir a un concierto de música clásica a mediados de mañana.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × 2 =