El segundo piso del Coliseo de Roma, una de las edificaciones más visitadas de toda Europa, alberga una exposición que cuenta su historia. La muestra está dividida en doce secciones y en ella los visitantes podrán contemplar cómo esta joya de la arquitectura romana se convirtió en fuente de inspiración para artistas por siglos.

La maqueta de Carlo Lucangeli realizada a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX es una de las piezas que abre esta exposición, en donde además pueden verse bocetos realizados por notables pintores, como Giuliano da Sangallo, Andrea Palladio y Diego Velásquez, entre otros.

La razón por la que existe tanto material sobre el Coliseo se debe a que en épocas antiguas, los artistas y arquitectos, especialmente los que se formaban en las naciones del norte de Europa, debían acudir, como parte de su educación, a la capital italiana, para conocer de primera mano esta joya de la arquitectura clásica.

La exposición también comprende las repercusiones que tuvo sobre el Coliseo el inicio de la arqueología, en el siglo XIX. Las primeras investigaciones sistemáticas que se hicieron del lugar, los tesoros que fueron hallados ocultos bajo sus cimientos y los diversos procesos de restauración a los que ha sido sometido, para conservar su esplendor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × 2 =