Uno de los más prestigiosos museos del arte contemporáneo se ha aliado con la Región de Bruselas para crear en una de las áreas deprimidas del centro de esta ciudad, un espacio artístico, con el fin de revitalizar el sector y a su comunidad.

Rudi Vervoort, el ministro-presidente de la Región de Bruselas, anunció el convenio como un proyecto ambicioso cultural, que estará situado en el Edificio Citroen, una edificación industrial que fue construida en la década de los treinta aledaño al canal de Bruselas.

El proyecto tiene como principal objetivo desarrollar un gran polo cultural multidisciplinario. El Centro Pompidou, gran museo parisino, estará encargado de la programación cultural, aportando además su experiencia en esta área.

Por años la capital belga ha tenido como preocupación rescatar la rivera del canal, un eje fluvial que marca el límite entre la zona central de la ciudad y barrios de carácter obrero, como Anderlecht o Molenbeek. Esta última localidad fue lugar de paso o residencia de terroristas relacionados con acciones extremistas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres × cinco =