Reconocida por éxitos literarios juveniles como Electra Brown, la escritora británica Helen Bailey desapareció a comienzos de abril del año pasado, y conmocionó al mundo cuando se supo que había sido asesinada por Ian Stewart, el hombre que fue su pareja por algunos años y que planeaba quedarse con su fortuna.

La escritora fue denunciada como desaparecida el 16 de abril y se estima que su muerte se produjo cerca del día 11 del mismo mes. Por meses Ian Stewart, de 56 años, estuvo drogando a la autora con sedantes, hasta que decidió asfixiarla con una almohada y arrojar su cuerpo a un foso séptico, todo con el propósito de quedarse con su fortuna.

Se estima que Helen Bailey tenía una fortuna valorada en más de cuatro millones de libras esterlinas (lo que equivale a 4,7 millones de euros). Luego de asesinar a Bailey, su prometido anunció la supuesta desaparición de la autora a sus familiares y a las autoridades, argumentando que ella había dejado una nota, en la que explicaba que necesitaba tiempo para ella misma.

El cuerpo fue encontrado tras tres meses de búsqueda. El mismo día del asesinato, Stewart elevó la cantidad de dinero que le transfería la escritora todos los meses, de 600 libras a 4.000. Luego de comprobarse la culpabilidad de Stewart en la muerte de la escritora, se investigará también el deceso de su primera esposa, mujer que fue encontrada muerta en el jardín de su casa tras un supuesto ataque de epilepsia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

12 − doce =