Max Beckmann nació al este de Alemania en la localidad de Leipzig, el 12 de febrero de 1884. Fue criado en el seno de una familia de granjeros que abandonaron sus labores para establecerse en la ciudad natal del artista después del nacimiento de Beckmann.

Desde muy temprana edad comenzó su pasión por el dibujo y a los 16 años ingresó en la Academia de Artes de Weimar. En 1903, con tan solo 19 años, contrajo matrimonio con Minna Tube y ambos se trasladaron a París.

Su primera exposición fue en 1912, mostrando en líneas gruesas su influencia por el impresionismo; con esta obra alcanzó el éxito y decidió dedicarse al arte como profesión. A pesar de que Beckmann no se caracterizaba por ser un pintor amante al estilo expresionista, sus vivencias lo llevaron a tomar un giro y dedicarse a este movimiento artístico por completo.

Durante la Primera Guerra Mundial sirvió como enfermero pero fue dado de baja tras sufrir una crisis nerviosa. Se presume que la experiencia adquirida en la guerra generó en Beckmann un enorme efecto y sus cuadros comenzaron a adoptar un estilo expresionista.

Dio clases en Fráncfort del Meno desde 1915, aunque fue despedido de su puesto por el partido Nazi en 1933. A principios de los años 30, visitó París con frecuencia para pintar y fue durante esta época donde el artista comenzó a implementar el tríptico para mostrar su arte.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

2 × 2 =