Hay veces en las que a más de uno se nos va una pequeña trola de las manos y la bola de nieve sigue rodando y rodando y se termina volviendo gigantesca. Y bueno, están las trolas pequeñas y las trolas del nivel haber trabajado con Hayao Miyazaki en su última película, ‘El chico y la garza‘.

Nos vamos con todo el equipo

Este ha sido el caso de la colombiana Geraldine Fernández Ruiz, quien se inventó una carrera como animadora. Fernández se inventó una vida ficticia como ilustradora, que incluía varios masters en la Universidad de Tokio (en licenciaturas y materias que no existen en la universidad) y haber trabajado para Studio Ghibli.

Incluso llegó a ser entrevistada por periódicos latinoamericanos después de que ‘El chico y la garza’ ganara el Globo de Oro hace unos días… y obviamente según fue atrayendo más atención, más rocambolesca se volvía la historia hasta que se ha terminado destapando todo.

En un encuentro con ilustradores, Fernández habló de cómo es trabajar en Ghibli y de qué tipo de labores realizaba en la película. Y a mínimo que sepas algo de ilustración o de arte, las mentiras no se sostenían por ningún lado, ya que Fernández aseguraba que trabajaba con «colores, acuarelas, témperas, acrílicos incluso (…) y hasta tizas pastel» para la misma escena, mezclando todo tipo de técnicas en la misma escena.

«Cada vez que yo mandaba era la capa de la hoja y una capa de papel encima o algo para que no se manchara», explicaba Fernández sobre cómo (supuestamente) enviaba uno a uno los fotogramas por correo a Japón.

Fernández también aseguró haber hablado hasta en tres ocasiones por Google Meet con Hayao Miyazaki, que se refería a ella como «la colombiana»: cuando firmó el contrato al comenzar la producción en 2019, cuando estaba al 50% en 2021 y al finalizar la película.

El Chico Y La Garza Img2

Hay que puntualizar que se estima que la producción de ‘El chico y la garza’ comenzó en 2016, y han sido siete años de desarrollo hasta su estreno en julio de 2023. Y aunque cada vez más estudios japoneses se han abierto a trabajar con occidentales, el teletrabajo por ahora no está tan normalizado como en otras industrias de animación… Así que tener a una persona trabajando desde Colombia sería un caso tremendamente irregular, en especial para Studio Ghibli.

Fernández también aseguró que ella sola había llegado a ilustrar hasta dos millones de fotogramas para ‘El chico y la garza‘, y que en concreto llegó a dibujar «25000 fotogramas» para una escena concreta. Dependiendo del tipo de animación, esto llegaría a equivaler a unos 37 minutos de película… casi un tercio de la duración total.

En una entrevista con el youtuber Pablo González, también afirmó haberse hecho cargo de los primeros quince minutos de ‘El chico y la garza’. «Toda esa escena la hice yo. O sea, literal, la colombiana abrió la película».

«Después de casi ilustrar más de cincuenta mil, veinte mil…dos millones de fotogramas la mano te queda así», aseguraba Fernández sobre la cantidad de trabajo que realizó para Ghibli.

Geraldine Fernandez

Durante el tiempo en el que Fernández dice haber trabajado para Ghibli, también trabajaba para una empresa especializada en cristal templado llamado Tecnoglass.  Además, en ningún momento aparece en los créditos de ‘El chico y la garza’ ni en cualquier otra producción de anime, con lo que Geraldine Fernández Ruiz no parece tener ningún tipo de historial como animadora.

Desde que ha explotado este asunto en redes, Fernández ha borrado todo rastro de su persona en internet y en entrevistas más recientes está admitiendo «haber exagerado» su trabajo en la película y que solo habría realizado unos doscientos fotogramas. Según cuenta a El País, admite que trabajó en ‘El chico y la garza’ pero que nunca buscó el reconocimiento, si no que fue una amiga suya quien filtró su participación a unos periodistas. Fernández se ha disculpado tras la polémica y asegura que «si pudiera rebobinar atrás en el tiempo, manejaría la situación de otra manera».

Pero claro, los videos ahí están e internet es eterno.  Fernández asegura que tras sus estudios en la Universidad de Tokio haciendo un máster en ilustración se le ofreció trabajar como freelance para Studio Ghibli, y que ya ha contactado con el estudio para conseguir un certificado para probar su participación en la película. Por ahora no lo ha enseñado, pero esperemos que la bola no se siga haciendo más grande.

En Espinof:



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce − 11 =