Incluso unos días después de celebrar San Valentín, podemos sentir el amor todavía en el aire, y más aún cuando este 2024 se cumplen 20 años de la adaptación al cine de la novela de Nicholas Sparks ‘El diario de Noa’ (‘Diario de una pasión’ para LATAM), todo un referente del cine de romance en el que Ryan Gosling como protagónico, pidió en un momento de la filmación que cambiaran a la actriz que lo acompañaba porque, simplemente, sentía que no había química entre los dos para poder llevar la apasionada historia del autor a la pantalla.

Como suele suceder en las novelas del escritor que ha creado varias historias que se han adaptado al cine como ‘Querido John‘ y ‘El viaje más largo’, en ‘El diario de Noa’ podemos encontrarnos con un sinfín de emociones con las que, los amantes de este género acabaron enamorándose perdidamente de los protagonistas que, siendo jóvenes y guapos derrochaban carisma por todos lados, aunque su relación nunca fue así detrás de cámaras.

Aunque en pantalla proyectaban una química que hasta al mismo autor causaría envidia, lo cierto es que, en declaraciones del director Nick Cassavetes, Ryan Gosling y Rachel McAdams nunca se llevaron bien el set del rodaje de la cinta, tal como declaró en una entrevista para VH1 en 2014:

Ryan vino a mí, y había como 150 personas de pie en la escena, y me dijo: ‘Nick, ven aquí’. Él estaba haciendo una escena con Rachel y me dijo: ‘Podrías llevártela de aquí y traer otra actriz que lea fuera de cámara conmigo?’. Yo me quedé: ‘¿Qué?’. Y me dijo: ‘No puedo. No puedo hacerlo con ella. Simplemente no obtengo nada de esto.

Aunque la situación comenzaba a pintar seria y comprometer el futuro de la película, al director se le ocurrió una solución, por lo que encerró a los dos actores en uno de los remolques del set de filmación y dejó que se expresaran: «Comenzaron a gritarse el uno al otro. En ese momento yo fumaba cigarrillos. Cuando terminé un cigarrillo, salieron y dijeron: «Está bien, hagamos esto».

Después de una terapia de choque en la que ambos actores se desahogaron, el director comenta que ‘después de eso algo mejoró. Creo que Ryan la respetaba por defender su personaje y Rachel estaba feliz de sacarlo a la luz. El resto de la película no fue fácil, pero sí más tranquilo.’

Contenido

Del odio al amor… un claquetazo

Lo curioso de este enfrentamiento que tuvieron en el set de grabación, es que no sólo sirvió para que ambos pudieran trabajar mejor en la película, sino que dio pie a una relación que comenzó justo después del término del rodaje, como lo dijo la propia actriz en una entrevista para The Independent en 2013: «(Nuestra relación) no era algo que ninguno de nosotros hubiera esperado que saliera de esa experiencia cinematográfica». Algo que, según McAdams, demuestra que puede crearse química en pantalla, aunque realmente no la haya: «Puedes crear química entre dos personajes simplemente diciéndole a la audiencia que estas dos personas se aman. Y, a menos que tus actores estén haciendo un trabajo realmente terrible, creo que la gente querrá verlo. Como actor, no tienes que sentirlo. No tienes que sentir nada. Solo imagínalo».

Aunque su relación sólo duró tres años, terminando en 2007, Ryan Gosling se mostró agradecido por la oportunidad de participar en esta cinta: «Que Dios bendiga a ‘El diario de Noa’, dijo Gosling en una entrevista con GQ en 2007: «Me presentó a uno de los grandes amores de mi vida. Pero la gente nos hace un flaco favor a Rachel y a mí al suponer que éramos como los personajes de esa película. Nuestra historia de amor es muchísimo más romántica».

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × cuatro =