Elegir un televisor para el salón puede ser una tarea titánica. Actualmente podemos encontrar una mayor diversidad de modelos que integran especificaciones concretas —muchas de ellas propietarias de las marcas—, ofreciendo una mejor personalización para ajustarse a lo que busquemos, pero complicando la elección entre dos o más televisores.

Las smart TVs con tecnología de panel OLED siempre han gozado de una buena posición dentro del mercado de los televisores. Durante los últimos años hemos ido encontrando una mayor variedad de tamaños de pantalla, extendiéndose hasta las más de 65 pulgadas. Es por ello por lo que vamos a comentar qué es lo que debemos tener en cuenta y cuáles son los mejores televisores OLED actualmente.

Contenido

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un televisor OLED

¿Qué es un televisor OLED y en qué se diferencian del resto?

Las pantallas OLED cuentan con celdas que se iluminan a sí mismas, y esta es la principal diferencia con respecto a otros tipos de tecnologías de pantalla (LED, LCD, etc.). Estas vienen con un diodo emisor de luz en cada uno de los píxeles, logrando así un mejor resultado en el color, brillo y contraste. Tal vez os suene el clásico eslogan «el negro más puro». A diferencia de otras pantallas que, en escenas con tonalidades oscuras los píxeles reproducen el color, los píxeles de las pantallas OLED no se encienden, y es por ello por lo que se considera un color mucho más puro.

Ahora bien, los televisores OLED se sitúan en las gamas más altas de las marcas, lo que implica dos cosas: en primer lugar, nos encontraremos con las tecnologías y especificaciones más punteras del mercado, aunque no siempre es así. Y, por otro lado, estos TVs suelen tener un precio muy por encima que los televisores LED o LCD, aunque existen excepciones como los Neo QLED de Samsung que, dependiendo del modelo, pueden tener precios similares.

Los diferentes tipos de pantallas OLED

Lcd Oled

A diferencia de la gamas de entrada y gama media, que suelen estar más repartidos entre diferentes marcas, la gama alta suele estar dominada, sobre todo, por Samsung y LG. Cada una de estas marcas integran sus propias tecnologías en sus televisores, por lo que podemos encontrar tanto algunas pantallas QD-OLED y también W-OLED.

  • Tecnología QD-OLED. Dentro de los televisores de gama alta de Samsung podemos encontrar pantallas Neo QLED y OLED. En estas últimas tenemos pantallas QD-OLED, que destacan por incluir una serie de diodos azules que sirven para generar las imágenes. Hace unos años la marca arrastraba un problema derivado de la tensión que producía esta tecnología, aumentando las probabilidades de que las pantallas sufrieran quemados. Afortunadamente, la marca ha trabajado durante estos últimos años para minimizar este problema.
  • Tecnología W-OLED. Por su parte, la gama alta de LG está dominada por los televisores OLED, pero estas pantallas se diferencian de las de Samsung por ser del tipo Q-OLED. En este caso, nos encontramos con píxeles autoemisivos que, mediante una serie de diodos blancos, sirven para generar las imágenes.

A mayor pantalla, mayor resolución

Diagonal Marcos

Es importante que tengamos en cuenta que si partimos de una resolución 4K UHD —que actualmente es la más extendida—, cuanto más grande sea la pantalla menor será la densidad de píxeles. Es por ello que las marcas han ido introduciendo poco a poco en el mercado televisores que ofrecen resolución 8K. Hace escasos meses el futuro de estos TVs era difuso por su alto consumo energético, y por este motivo la Unión Europea dejó claro que debían tener, al menos, un índice de eficiencia energética por debajo de los 0.9; un valor difícil de conseguir por la mencionada densidad de píxeles.

Características y problemas derivados de las pantallas OLED

Los televisores OLED tienen sus ventajas y también sus desventajas. Ya hemos hablado sobre la «pureza» de los colores gracias a los diodos autoemisivos, pero también es interesante destacar que este tipo de pantallas tienen ángulos de visión muy amplios y que tanto el tiempo de respuesta como el input lag son menores si los comparamos con otras tecnologías de pantalla. El grosor de estos televisores también suele ser más delgado ya que no utilizan una fuente de retroiluminación externa, pero Samsung con su gama Neo QLED ha disminuido esta diferencia con sus modelos más recientes.

Ahora bien, las pantallas OLED —y ya no sólo hablamos de televisores— siempre se han conocido por ofrecer una gran calidad de imagen, pero también por la «facilidad» con la que se pueden quemar al dejar una imagen estática durante mucho tiempo. Si bien es cierto que la cosa ha cambiado durante los últimos años, es un problema persistente, que a día de hoy puede ocurrir. Por otra parte, el nivel de brillo y la luminosidad es menor en este tipo de pantallas si las comparamos nuevamente con las Neo QLED de Samsung.

Otras consideraciones que siempre recomendamos

La importancia de los puertos HDMI

Hdmi

Que los televisores OLED sean considerados de gama alta no significa que cuenten con las mejores especificaciones del mercado. De hecho, donde suelen estar más limitados es en el apartado de sonido y en la versión de los puertos HDMI. Mientras lo primero se «soluciona» con dispositivos externos como las barras de sonido, lo segundo se complica mucho más.

Dependiendo del uso que queramos darle a los dispositivos que tengamos conectados al televisor mediante un puerto HDMI, es recomendable que nos fijemos en su versión. Actualmente podemos encontrar de forma extendida hasta tres versiones diferentes:

  • HDMI 1.4. Esta versión es la que menos solemos encontrar en televisores, salvo en algún que otro modelo de gama de entrada. El motivo es que ofrece una resolución 4K a 24 Hz, y la mayor parte de los televisores actuales en las distintas gamas ofrecen, al menos, una tasa de refresco en pantalla de 60 Hz.
  • HDMI 2.0. La versión más extendida en televisores, monitores y ordenadores es HDMI 2.0. Esta versión la podemos encontrar en cualquier gama —sobre todo en la gama de entrada y gama media—, y ofrece una resolución 4K a una tasa de refresco de 60 Hz.
  • HDMI 2.1. Esta es la versión más puntera actualmente y la más recomendable para televisores 8K. El motivo es que ofrece resolución 8K a una tasa de refresco de 120 Hz, siendo ideal para aprovechar las características de muchos dispositivos, como es el caso de las consolas de la actual generación: PlayStation 5 y Xbox Series.

De la misma forma, también podemos encontrarnos con otros dos tipos de HDMI destinados a unos dispositivos externos concretos. Es importante tenerlos en cuenta si, por ejemplo, los altavoces del televisor ofrecen una pequeña potencia y queremos mejorarla con una barra de sonido.

  • HDMI ARC (Audio Return Channel). El primer tipo que podemos encontrar en un televisor es HDMI ARC, un puerto que permite extraer el audio del televisor y enviarlo a un equipo de sonido.
  • HDMI eARC (enhanced ARC). Por su parte, el HDMI eARC permite enviar cualquier formato de sonido digital multicanal con alta resolución a un dispositivo de audio.

Por último, y no por ello menos importante, siempre recordamos que cuantos más puertos tenga un televisor, mejor. Actualmente existen muchos accesorios para ampliar el número de puertos, pero no logran ofrecer el mismo resultado que si estuviesen integrados en el televisor. Ante la gran cantidad de dispositivos que requieren de un puerto HDMI para funcionar, que un televisor cuente con un buen número de ellos nos ofrece una mayor comodidad para no tener que estar desconectando constantemente los dispositivos para alternarlos.

Las tecnologías Dolby

Dolby Atmos

Como hemos comentado, los televisores suelen contar con las tecnologías más punteras del mercado, por lo que es más común encontrarnos con las tecnologías Dolby más importantes actualmente: Dolby Atmos y Dolby Vision. Mientras la primera suele ser más habitual en casi todas las marcas, la segunda no la encontramos en otras como Samsung.

  • Dolby Vision: esta tecnología se ha considerado como la más puntera dentro de los formatos HDR, aunque lo cierto es que no se distancia demasiado con respecto a HDR10+ u otras variantes de HDR. No solemos encontrarla en todos los televisores debido a que es una tecnología cerrada; es decir, las marcas deben pagar para integrarlas en sus televisores. Existe también una variante, Dolby Vision IQ, que permite adaptar el contenido de alto rango dinámico dependiendo de la luz ambiental de la habitación.
  • Dolby Atmos: es la tecnología Dolby más conocida por ser la que podemos encontrar en los cines. Ofrece tanto una gran calidad de audio como un sonido envolvente. En la práctica, esta tecnología permite sentir que el audio nos llega de múltiples direcciones en lugar de llegar en línea recta. Es capaz, además, de reproducir hasta 128 sonidos a la vez, permitiendo distinguir cada uno de ellos.

Algunos de los mejores televisores OLED de más de 65 pulgadas

Normalmente, los televisores podemos encontrarlos en diferentes tamaños, pero en esta ocasión vamos a omitir aquellos que se encuentren por debajo de las 65 pulgadas y nos enfocaremos en aquellos que cuentan con una gran diagonal de pantalla.

LG C36LC

Entre todos los televisores de la marca, la smart TV LG C36LC, también conocida como LG C3, es una de las mejores opciones de compra actualmente. Podemos encontrarla en diferentes tamaños: 65 pulgadas (2.999 euros), 77 pulgadas (4.299 euros) y 83 pulgadas (6.499 euros). Es un modelo muy completo que ha sido lanzado este mismo año 2023.

Integra una pantalla OLED EVO que ofrece tanto resolución 4K como una tasa de refresco de 120 Hz. Incorpora el procesador inteligente α9 4K Gen6 y es compatible con Modo Filmmaker, Dolby Vision, HDR10 y HLG. Cuenta con hasta 10 modos de configuración de imagen, altavoces compatibles con Dolby Atmos que ofrecen una potencia de 40W RMS, su sistema operativo es webOS 23 (el má reciente de la marca) y viene equipado con cuatro puertos HDMI (un puerto HDMI 2.1, otro HDMI eARC y dos HDMI 2.0).

* Algún precio puede haber cambiado desde la última revisión

Samsung S93C

Otra de las mejores opciones de compra que podemos encontrar actualmente en televisores OLED es el modelo Samsung S93C. En este caso, podemos encontrarla disponible con diferentes tamaños de pantalla: 65 pulgadas (1.859 euros) y 77 pulgadas (3.999 euros). También se trata de una smart TV lanzada en 2023 que cuenta con muy buenas especificaciones tanto en imagen como en sonido.

El modelo S93C integra una pantalla antirreflejos con tecnología de panel OLED y ofrece tanto resolución 4K como tasa de refresco de 120 Hz. Es compatible con el Modo Director de Cine de la marca, además de los formatos HDR como HLG y HDR10+ Adaptive y Gaming. Los altavoces ofrecen una potencia de 40W RMS y son compatibles con Dolby Atmos y Dolby Digital Plus, cuentan con Q-Symphony y Adaptive Sound+, su sistema operativo es Tizen y viene equipado con cuatro puertos HDMI 2.1.

* Algún precio puede haber cambiado desde la última revisión

LG B36LA

Una gama ligeramente por debajo de la smart TV LG C36LC nos encontramos con el modelo LG B36LA, otra de las grandes opciones de compra que tiene la marca en su catálogo de televisores. De la misma forma, podemos encontrarla disponible en dos tamaños: 65 pulgadas (1.617,99 euros) y 77 pulgadas (2.758 euros).

Este televisor integra una pantalla OLED que es capaz de ofrecer tanto una resolución 4K como una tasa de refresco de 120 Hz. Es también compatible con el Modo Filmmaker y con los formatos Dolby Vision, HDR10 y HLG; pero, en cambio, sus altavoces ofrecen una potencia de 20W RMS junto con la compatibilidad de Dolby Atmos. Integra el procesador inteligente α7 4K Gen6, su sistema operativo es webOS 23 y viene equipado con cuatro puertos HDMI (un puerto HDMI 2.1, un HDMI eARC y dos HDMI 2.0).

LG OLED65B36LA 65″, 4K OLED, Smart TV, HDR10, webOS23, Procesador Alta Potencia, Dolby Vision, Dolby Atmos, Gaming, Alexa/Google Assistant

* Algún precio puede haber cambiado desde la última revisión

Sony XR-65A84L

Sony también cuenta con diferentes televisores OLED entre su catálogo, siendo el modelo XR-65A84L, que fue lanzado en 2023, es uno de los más recomendables a día de hoy por su relación entre calidad precio. También podemos encontrarlo en tres tamaños, aunque actualmente sólo está disponible en 65 pulgadas (3.549 euros) y 77 pulgadas (5.199 euros).

El modelo XR-65A84L de Sony integra una pantalla OLED que también ofrece una resolución 4K y una tasa de refresco de 120 Hz. Es compatible con los formatos Dolby Vision, HDR10 y HLG, y cuenta con la tecnología XR TRILUMINOS PRO de la marca. Sus altavoces ofrecen una potencia de 50W RMS junto con la compatibilidad de Dolby Atmos, Dolby Audio y DTS Digital Surround, su sistema operativo es Google TV y viene equipado con cuatro puertos HDMI (dos puertos HDMI 2.1, uno HDMI eARC y otro HDMI 2.0).

* Algún precio puede haber cambiado desde la última revisión

Más ofertas

Recuerda que suscribiéndote a Amazon Prime dispones de 30 días de prueba gratis y podrás disfrutar de otros servicios como Prime Video. También puedes probar gratis durante 30 días servicios como Kindle Unlimited o Audible.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados y pueden reportar un beneficio.

Imagen | LG, Samsung, Dolby, Sony

En Espinof Selección | Más grande no siempre es mejor: dime el tamaño de tu salón y te digo qué diagonal de televisor necesitas

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

ocho − 5 =