Desde hace unos años, las casas prefabricadas han cogido fuerza y se han convertido en una de las tendencias clave del sector de la construcción. Esto se debe, por un lado, a la gran evolución tecnológica y, por otro, al impulso de un nuevo escenario en el que la sostenibilidad es una característica fundamental a la hora de emprender proyectos de diferente naturaleza.

En otras ocasiones, explicábamos la importancia de la elección de materiales en este tipo de construcciones prefabricadas. Y es que, para que sean sostenibles, hay que optar por materiales que también lo sean, como la madera, el corcho o la pizarra natural. Hoy nos vamos a centrar en las oportunidades que ofrece el cartón.

Tipos de cartón

El cartón que con mayor frecuencia se emplea en el mundo de la construcción se presenta en tres formatos diferentes:

  • Cartón ondulado o corrugado, compuesto de entre tres y cinco papeles: los de las dos capas exteriores son lisos y, por el contrario, los del interior son ondulados. Este aspecto le dota de una gran resistencia; es indeformable.
  • Cartón compacto, fabricado mediante el sucesivo pegado de capas de papel, sin que exista una capa ondulada en el medio. Se utiliza, por ejemplo, en la producción de tubos.
  • Cartón de panel de abeja, compuestode cartón fabricado con papel 100% reciclable, dos coberturas de cartón de alto gramaje y un interior en forma de nido de abeja. Esta estructura es una de la más resistentes. El papel interior y exterior suele ser papel kraft (conocido también como papel de estraza), mientras que el nido de abeja suele ser de papel semiquímico.

El cartón, una opción interesante y sostenible

La aplicación del cartón en la arquitectura no es un fenómeno muy frecuente, ya que su tradicional uso en la industria del papel ha hecho pasar desapercibidas sus propiedades como elemento de edificación. A pesar de este desconocimiento general, el cartón esconde unas ventajas que hacen de él una opción muy interesante a tener en cuenta.

Su bajo coste, ligereza, fácil manejo y transporte son los puntos fuertes que hacen del cartón la opción ideal en proyectos que requieren rapidez y tienen un bajo presupuesto. Es el caso de las viviendas provisionales necesarias tras suceder una catástrofe natural o los hogares provisionales para refugiados. El arquitecto japonés Shigeru Ban fue uno de los que supo identificar las bondades de este material, dedicando parte de su trayectoria al diseño de refugios de cartón para víctimas de desastres naturales y conflictos bélicos.

Además de para este tipo de proyectos de ayuda humanitaria, Shigueru Ban también ha sabido lucir el cartón en impresionantes construcciones como el pabellón de Japón en la Expo de Hannover del año 2000, erigido con tubos de cartón compacto.

Construyendo casas con cartón reciclado

Uno de los ejemplos más célebres de la construcción con cartón y que ya hemos citado en este blog es el de la empresa chileno-holandesa Wikkelhouse, que ha logrado construir casas con cartón reciclado. Con este material, obtenido de cajas de verduras, generan 24 capas que envuelven la edificación; por lo que la casa es totalmente resistente a cualquier clima.

Todo el proceso que llevan a cabo para construir este tipo de viviendas es sostenible desde el inicio. Wikkelhouse reúne cartón procedente de cajas de verduras o de una tala responsable de árboles y lo convierte en capas. Una vez acaban este proceso, la capa se adhiere al molde con pegamento ecológico y la superposición de las 24 capas permite crear un gran aislamiento termo acústico, lo que hace que la casa esté protegida tanto del clima como de los ruidos.

Wikkelhouse se basa en un sistema constructivo modular. No es ni una vivienda, ni una oficina, si no que se adapta a nuestras necesidades mediante la creación y desarrollo de diferentes módulos adaptables. Cada módulo tiene unas medidas de 1,20 metros de ancho, 4,60 metros de largo y 3,50 metros de alto. Se pueden unir tantos módulos como queramos y el espacio mínimo configurable son 3 módulos. Además, son realmente ligeros (500kg); por lo que no es necesaria la cimentación.

Revestimiento y duración de los módulos

Los módulos de cartón cuentan con una subestructura de madera que le confiere rigidez y, además, es lo que permite unir varios módulos a través de varillas de acero. Esta madera es la que configura el acabado y el aspecto final de la vivienda, a la vez que protegen el molde de la radiación solar.

Antes de cubrirlos con esta madera, se les coloca una lámina impermeable y transpirable para combatir la humedad. En el espacio interior, los módulos se pueden revestir de cualquier material y son completamente personalizables. Además, pese a ser construidas con cartón, la durabilidad de esta vivienda es de un mínimo de 50 años, pudiendo resistir hasta 100 años con un buen mantenimiento.

El precio oscila entre los 40.000 euros y los 85.000 euros, según la cantidad de módulos que se requieran. En definitiva, se trata de una buena opción para aquellos que no quieren una casa de por vida y que, una vez no necesiten más este espacio, podrán reciclarlo al 100%.  

Una cafetería única en el mundo

El cartón no solo ha sido utilizado para viviendas o construcciones dedicadas a situaciones de emergencia. En la India, la firma de arquitectura Nudes, del arquitecto Nuru Karim, ha construido la primera cafetería hecha 100% con cartón.

El café Cardboard Bombay está ubicado en el distrito de Bandra-Kurla Complex, en Bombay. Además, Karim apostó por el uso de diferentes productos ecológicos y de energías renovables para que fuera una construcción ecofriendly de principio a fin.

En diferentes formatos, el cartón se abre paso como una alternativa real dentro de la arquitectura que busca generar un impacto positivo en el planeta. Además, tiene una vertiente social que presenta soluciones económicas y rápidas ante situaciones complejas.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × 5 =