Cuando caminamos por la calle, al revisar el teléfono móvil o simplemente al vernos a través del espejo podemos observar un sinfín de colores que se encuentran a nuestro alrededor y que de una manera u otra puede expresarnos (sin hablar) sobre alguna emoción, sentimiento o composición. El arte, no es excepto del color, y muestra de ello son las innumerables muestras de arte que existen alrededor del mundo que están llenos de color.

Dentro del arte y el diseño el color juega un papel importante puesto a que es un lenguaje que permite transmitir un mensaje y que a su vez, cómo lo indicamos anteriormente está ligado a una emoción muchos artistas han tomado el color como una manera de expresar un mensaje “secreto” a su audiencia ya que puede representar el dinamismo, pasión o incluso sofisticación en sus obras.

Hay cosas que hay que tomar en consideración al momento de hablar del color, entre ellas se encuentra:

  • El color tiene mucho poder de atracción o rechazo dependiendo del uso que se le trate.
  • Los colores son un buen vehículo para dan sensación de movimiento al espectador.
  • Al observar un color se puede transmitir emociones, sensaciones, y todo lo que pueden llegar a expresar y hacer sentir al espectador forma una parte fundamental de la base de un buen arte.
  • Sin color no hay diseño, ya que este elemento es claramente evidenciado dentro de cualquier arte siendo esto la clave de nuestro éxito. Es importante mencionar que si pensamos en ello como si no, si nos damos cuenta o no de ello, estamos cargando de significados cuando elegimos un color.

PSICOLOGÍA DEL COLOR

Ahora bien, el color según la psicología del color puede causar diversos efectos según el tono que se utilice. En este caso se enumerará tres colores básicos para explicar esto:

Si observamos un cuadro en el cual se aprecie un hermoso atardecer (donde se ven colores como amarillo, naranja, negro) mientras se oculta el sol desde una ventana, al observador le puede producir una sensación de calma, y que a su vez causa una espléndida sensación de energía y vitalidad que produce el recorrer un sendero verde que también se encuentra dentro del cuadro.

Si por el contrario, observamos una obra cinética de diversos colores que tienen cierto contraste entre sí, podemos decir que al espectador le puede causar la sensación de dinamismo, modernismo y creatividad. Por último, si se toma como color base en una obra el color negro, puede generar en los observadores la sensación de pulcritud, seriedad y elegancia.

Fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × dos =