Vincent Van Gogh es un artista cuyo nombre es bien conocido en todos los continentes y sus obras figuran entre las más caras a nivel mundial, junto con otros artistas como Pablo Picasso, Gustav Klimt y Leonardo da Vinci, sin embargo, este reconocimiento comenzó hasta después de su muerte, un 29 de julio de 1890.

El artista nacido en Groot-Zundert, Holanda, apenas pudo vender una de sus pinturas, y el resto, las usaba como moneda de cambio para obtener comida o tratamientos médicos.

En ese sentido, sus obras se caracterizan por el uso de colores intensos, mezclados con su dramática, imaginativa y emocional personalidad.

Vale destacar que sus obras más destacadas y costosas están ubicadas en museos como el Museum of Modern Art (MoMA), en Nueva York, el Museo de Orsay en París y el mismo Museo Van Gogh, en Ámsterdam, otras pocas de sus obras están en manos de coleccionistas privados que han podido pagar por las pinturas del artista.

Conoce algunas de sus obras más costosas:

“Los girsasoles”

Más que un único cuadro, se trata de una serie de girasoles realizados en 1888 bastante similares entre sí. El color amarillo y la flor son elementos constantes en la obra del artista.

“La noche estrellada”

Es uno de las pintoras más reconocidas de Van Gogh, incluso ha sido reproducida muchas veces en la cultura popular. La realizó en 1889, mientras estuvo internado en el sanatorio.

“El Autorretrato”

El pintor hizo alrededor de 43 autorretratos. Éste lo realizó en el invierno de 1889, medio año antes de su muerte. Se puede apreciar la textura en ondas, característica fundamental de la obra de Van Gogh.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × cinco =