La
temporada de estreno de la obra “La Remolienda”, Taller de Título de la Escuela
de Teatro UV, es desde el miércoles 10 al sábado 13 de julio de 2024. 

La
dramaturgia fue escrita por Alejandro Sieveking y la puesta en escena es
dirigida por María José Pizarro. Este clásico del teatro chileno promete risas
y memorias de campo al público asistente a las funciones.

La
obra trata sobre la llegada de Doña Nicolasa, una viuda campesina que va con
sus tres hijos al pueblo de Curanilape con la esperanza de encontrar un nuevo
amor. Los jóvenes muchachos no conocen el pueblo, tanto así que se maravillan
frente a ciertos adelantos tecnológicos, como el pavimento y la luz eléctrica.
Cuando llegan a su destino, sin saber que se están albergando en un prostíbulo,
viven la noche más fascinante de sus días.

Zamara
Martínez, asistente de dirección, comenta: “Para mí, como ex-estudiante, ha
sido una experiencia muy gratificadora encontrarme con personas jóvenes que
consideran lo que tengo que aportar para la creación artística. ‘La Remolienda’
es una historia liviana y amorosa de tratar, por lo que ha sido lindo ir
descubriendo en conjunto el trabajo que implica.

En
una sociedad donde el aislamiento y la soledad se imponen, el trabajo en equipo
se vuelve un reto, considerando, además, que esta generación viene de la
pandemia. Van a ver el fruto del esfuerzo de estas futuras actrices y actores,
quienes van a dedicar su vida a las artes escénicas”. 

Carlos
Bustos Mendoza interpreta a Renato Sepúlveda, el administrador de la
compañía de luz eléctrica. Al respecto señala: “Mi personaje ha vuelto a buscar
un viejo amor después de 20 años. Hay una incertidumbre en este pueblo, justo
cuando parte la obra hay un corte de luz eléctrica.

 El trabajo con la luz es súper relevante
dentro de la obra porque es una innovación para la época. Es un reto como
intérprete algo que todos los días tenemos a nuestra disposición verlo como
algo innovador.

Rafa
Sobarzo Villarroel interpreta a Baudilio y Telmo, dos borrachos. Comparte:
“Interpreto a un cliente habitual de La Remolienda, que se encuentra con una
situación peculiar que causa un conflicto dentro de la obra. Hicimos esta
fusión entre Baudilio y Telmo porque en el texto original son cuatro borrachos
y en el casting quedaron tres, así que mi personaje los sintetiza.

María
José Pizarro, nuestra directora, decidió crear otros espacios en que los
borrachos interactúan dentro de la obra, ligados directamente a la luz
eléctrica, por lo que podrán ver escenas inéditas con las que reír y
disfrutar”. 

Elliot
Narea interpreta a Graciano Morales, uno de los hijos de Doña Nicolasa,
sobre lo cual detalla: “Mi personaje, con sus otros dos hermanos, acompañan por
primera vez a la mamá a bajar al pueblo.

Ha
sido muy divertido trabajar desde la inocencia, los hermanos Morales nunca han
bajado del cerro y la única mujer que han visto en su vida es la ñora.

 El único
que antes bajaba era el paire, que ya no está. Lo que queda de él es el
recuerdo de sus historias, donde contaba que había sirenas en la ciudad, casas
de tres pisos, cosas que los hermanos no podían creer que existían. 

El próximo
año es el aniversario número 60 del estreno de esta obra, dirigida por primera
vez por Víctor Jara. Esperamos que puedan asistir, dejarse llevar y ver como
todavía sigue vigente en nuestros días”. 

Para más información seguir a @escuelateatrouv en Instagram.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

19 − 4 =