Con ocho ejes que incluyen un
recorrido por distintas épocas y momentos históricos de la capital chilena, Santiago
de Chile, será la ciudad invitada de honor en la Feria Internacional del Libro
de Buenos Aires, que se realizará entre el 27 de abril al 15 de mayo en el
Predio Ferial La Rural, Argentina.

 

Organizada por la Fundación El
Libro (FEL), institución sin fines de lucro constituida por las cámaras y
federaciones nacionales del sector del libro en Argentina la participación de
Santiago está coordinada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el
Patrimonio a través del Gobierno Regional Metropolitano.
 

La Subsecretaria de las
Culturas y las Artes, Andrea Gutiérrez, comentó que “la marcada presencia santiaguina
en la versión 47 de esta Feria Internacional, nos permite desplegar una
delegación nacional representativa del quehacer literario local y también, visibilizar
una diversidad de relatos y contenidos, en torno a distintos periodos y
procesos que han marcado a la ciudad de Santiago y al país, en general.
 

Mirar con nostalgia al pasado,
ver cómo se ha ido modernizando y cómo distintos fenómenos políticos, sociales,
migratorios y urbanísticos han sido también trascendentales en la memoria, la
identidad y las formas de ejercer comunidad en la capital del país”.
 

El pabellón chileno contará
con un espacio cultural que cobijará dos espacios. El primero, para realizar
charlas, conversatorios y encuentros. El segundo estará habilitado para la  exhibición de libros y estará centrado en ocho
ejes: (1) El Santiago que se fue, de comienzos del siglo XX, las casonas
coloniales en pleno centro de la ciudad, la vida bohemia, las quintas de
recreo; (2) Santiago champurria, que tensiona la historia de
mestizaje de los habitantes de la ciudad, la heterogeneidad social y cultural,
en la que se reconocen diversos pueblos indígenas; (3) El Santiago
periférico, la convergencia entre la periferia y el centro y las clases
sociales que habitan cada cual.
 

(4) La modernización de
Santiago, la naturaleza sísmica y social de la ciudad que obliga a una
continua transición. (5) El Santiago disidente, la ciudad como
testigo y lienzo de las acciones artísticas-performáticas, icónicas y
reconocidas internacionalmente; (6) El Santiago desde otros
territorios, las miradas disímiles provenientes de otras regiones del
país; (7) El Santiago del estallido, los relatos que marcaron a Chile
ese octubre de 2019 y (8) Santiago, memoria y derechos humanos
especialmente, por la conmemoración de los 50 años del golpe cívico-militar,
medio siglo de la conmemoración de este hito en el país y que, coincide,
además, con los 40 años de la recuperación de la democracia argentina.
 

Este relato curatorial fue
definido por un comité de 9 integrantes a partir del documento elaborado por el
poeta y editor Guido Arroyo.
 

El comité curatorial quedó
integrado por: cuatro personas con trayectoria literaria, académica y editorial
y selección de obras y proyectos: Lorena Amaro, doctora en Filosofía y magíster
en Teoría Literaria; Carolina Rivas, Escritora y directora de la Casa Museo de
Isla Negra de la fundación Pablo Neruda; María Constanza Vergara, Alejandra
Stevenson, directora del sello Ediciones UAH.
 

Se suman Paula Larraín,
consejera y representante del Consejo del Libro en su calidad de subdirectora
Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas; Francisca Navarro, Coordinadora de
Desarrollo Institucional, Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, como
representante de Bibliotecas Públicas. Además, Deborah de Mayo, representante
del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago; James Uribe, coordinador
nacional de las Bibliotecas escolares Cra, del Ministerio de Educación y
Rossana Dresdner, directora ejecutiva de Fundación Imagen de Chile.
 

El comité curatorial definió un
listado de 60 invitados que asistirán a la feria, dando así el cumplimiento que
indicó el Consejo Nacional del Libro y la Lectura en relación con la paridad de
género, autores con trayectoria y emergentes, diversidad de voces y géneros
literarios y agentes del ecosistema del libro y la lectura.

Cada eje curatorial tendrá sus
representantes. Entre ellos se cuentan Pía Barros y Miguel Laborde en “El
Santiago que fue”; Daniela Catrileo y Elvira Hernández en “Santiago
champurria”; Pablo Toro y Carmen Berenguer en “Santiago periférico”;
Alejandra Costamagna, Alejandro Zambra, Alberto Fuguet, Marcela Trujillo y
Andrea Jeftanovic en “La modernización de Santiago”; Óscar Contardo y
Pablo Simonetti en “Santiago disidente”; Elicura Chihuailaf y Macarena
García Moggia en “Santiago desde otros territorios”; Alia Trabucco y Juan
Cristóbal Peña en “Santiago del estallido” y  Diamela Eltit,
Raúl Zurita y Nona Fernández en el eje “Santiago, memoria y derechos
humanos. A cincuenta años del golpe cívico militar”. 

 

 Estos son sólo algunos y
algunas de las y los representantes de la feria. Cuando esté confirmada la
lista completa de las y los participantes de acuerdo a la disponibilidad de sus
agendas, ésta se hará pública.
 

Estas invitadas e invitados
serán parte de la programación a quienes, posteriormente, se sumarán las
personas seleccionadas en la convocatoria pública, para agentes del ecosistema
del libro, la lectura y las bibliotecas a fin, de seleccionar proyectos
asociados a la participación en la Feria Internacional del Libro de Buenos
Aires 2023, que se abrió el pasado 3 de febrero y cierra el próximo 10 de
marzo.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

nueve + diecisiete =