La pintura y la escultura entre los siglos XIII y XVII imprescindibles en la historia del arte, dejó cinco maestros por ser artistas punteros en su época, con un estilo inconfundible, populares e influyentes:

  1. Giotto, 1267-1337 (Pintor, escultor y arquitecto italiano del Trecento): Considerado precursor de la evolución que desencadenó el Renacimiento al romper los conceptos medievales de la Baja Edad Media y las limitaciones del arte bizantino. Giotto es el iniciador del espacio tridimensional en la pintura europea.
Obra clave de Giotto: Serie de frescos de la Capilla de los Scrovegni

2. Jan Van Eyck, h. 1395-1441 (Pintor flamenco del Gótico tardío): Figura destacada en la transición del Gótico internacional hasta la escuela flamenca. Fundador del retrato occidental como tema. También se le conoce como el “padre de la pintura al óleo” por el desarrollo de su técnica realista y llena de detalles.

Obra clave de Jan Van Eyck h.: Retrato del matrimonio Arnolfini

3. El Bosco, h. 1450-1516 (Pintor flamenco difícil de catalogar por su estilo tan personal y diferente al resto de artistas contemporáneos): Se anticipa al surrealismo con un universo de imaginería onírica. Muy influyente en Pieter Brueghel el Viejo que copiará las bases de su estilo en varios cuadros y en los expresionistas y surrealistas del siglo XX.

Obra clave de El Bosco: El jardín de las delicias

4. Leonardo da Vinci, 1452–1519 (Pintor, escultor, dibujante, arquitecto, ingeniero, filósofo, inventor, Genio de múltiples talentos, visionario y arquetipo del hombre del Renacimiento): Aunque su obra pictórica es escasa, su fama es tal que sus cuadros y pinturas murales se encuentran entre los más copiados y parodiados de la historia.

Obra clave de Da Vinci: La última cena

5. Miguel Ángel, 1475-1564 (Escultor, pintor y arquitecto italiano del Renacimiento): Otro ejemplo de artista renacentista que triunfa en varias disciplinas, admira el arte clásico y pone en práctica en su obra sus conocimientos y estudios sobre el cuerpo humano. Tal fue la fama de su trabajo en su época que fue conocido como ‘il Divino’.

Obra clave de Miguel Ángel: David

No hay comentarios

Dejar una respuesta

doce − cinco =