¿Tienen que estar desnudas las mujeres para conseguir entrar en el Metropolitan Museum of Art? fue una de las primeras y más celebradas preguntas que se hizo el colectivo Guerrilla Girls tras constatar que, en 1989, menos del 5 % de los artistas representados en las secciones dedicadas al arte moderno en el MET eran mujeres, pero a ellas correspondían el 85 % de los desnudos.

Este grupo de creadoras anónimas se formó en 1985 en Nueva York, desde una vocación feminista, y su primera acción fue una manifestación delante del MoMA, donde entonces se mostraba la gran exposición “An International Survey of Recent Painting and Sculpture”, en la que participaban solo trece mujeres de un total de 169 artistas y casi ninguno era de color.

Célebres por emplear máscaras de gorilas para ocultar su rostro, sus miembros se identifican con el nombre de creadoras fallecidas, como Frida Kahlo, Eva Hesse, Paula Modersohn-Becker, Käthe Kollwitz, Gertrude Stein o Georgia O’Keeffe, omitiendo de esta forma su identidad real y reivindicando los logros de las homenajeadas.

Hasta el próximo junio, bajo el comisariado de Yolanda Torrubia y Santiago Olmo, el CGAC de Santiago de Compostela repasa las acciones y obras de las Guerrilla, que, desde hace 38 años, han intentado contrarrestar las tradiciones patriarcales en el ámbito cultural desde un discurso analítico y crítico, pero también reforzado mediante la ironía y el sentido del humor. Podremos contemplar algunos de sus pósteres, libros, pegatinas, proyectos de dibujo, ediciones gráficas y revistas, medios que han utilizado para señalar el sexismo y la discriminación de las mujeres en el mundo de las artes visuales, el cine y la cultura en general; unos contenidos que, en las propias palabras del colectivo, “no están listos para agradar”.

 

OTRAS NOTICIAS EN MASDEARTE:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

seis + cuatro =