Cuando solo tenía tres años tomando clases de pintura, el artista uruguayo Carmelo Arden Quin tuvo la oportunidad de conocer a Joaquín Torres García durante su conferencia “Geometría, creación, proporción”, un evento que se llevó a cabo en la Sede de la Sociedad Teosófica y que cambiaría la visión del arte de Arden Quin.

Un año más tarde, el pintor nacido en Rivera, llevó a la Casa de España en Montevideo sus primeras pinturas no ortogonales, en las que transgrede intencionalmente los límites del marco, rasgo que se convertiría en uno de los sellos personales de Arden Quin, artista relacionado con el movimiento Madí.

Cuando Gyula Kosice era muy joven conoció a Arden Quin, durante una estadía del pintor en Buenos Aires. En la década de los cuarenta, el uruguayo tuvo la oportunidad de fundar la Revista Arturo, una publicación dedicada al arte abstracto en América Latina, junto a Torres García, Vicente Huidobro y Tomás Maldonado.

Durante su vida Carmelo Arden Quin fue protagonista de una serie de muestras individuales exhibidas en galerías de París, Brescia, Bremen, Madrid, Buenos Aires y Montevideo. Asimismo, el pintor que murió a los 97 años en el año 2010, integró varias colectivas sobre el abstraccionismo, exposiciones llevadas al Centro de Arte Reina Sofía, entre otras pinacotecas de renombre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete + 16 =