El modelo se diferencia de otros por aportar a los espacios detalles que resaltan mediante acabados limpios y sencillos, materiales naturales, mobiliario sin demasiados ornamentos y elementos tanto estructurales como arquitectónicos que permiten generar interés estético

DAT.- La arquitectura minimalista es una tendencia que trata de reducir todos los elementos sobrantes de la disciplina dejando solo las cualidades esenciales, para, de esa manera, conseguir la máxima simplicidad de los sujetos y explotar la belleza de lo sencillo a través de espacios pacíficos y llamativos.

Afirma Camilo Ibrahim Issa que la idea de este modelo es no sobrecargar los espacios con elementos innecesarios y utilizar diferentes tonalidades de colores para obtener un contraste alegre y acogedor.

LEA TAMBIÉN | Camilo Ibrahim Issa | El Panteón Nacional: Un símbolo histórico y arquitectónico de Venezuela

Por su simplicidad, limpieza y geometría, la arquitectura minimalista sigue siendo el diseño preferido por los arquitectos del mundo. ¿Las razones? Se podrían resumir en sus cinco características principales:

  • Es sencilla: La construcción minimalista se reduce a sus elementos necesarios, de manera que no posee mayores elementos decorativos, ni trampas al ojo. Es una estructura fluida, directa y de aberturas claramente identificables. Incluso, se trata de hacer ‘invisible’ la construcción. Los arquitectos minimalistas lo tienen claro: conseguir mucha belleza con lo mínimo indispensable.
  • Es básica: En sus acabados, este estilo emplea formas elementales, materiales puros, texturas simples, colores monocromáticos (especialmente el blanco), iluminación fría y transparencias para dar efecto liso y limpio. En este tipo de construcción cada material se vale por sí mismo y la frase ‘menos es más’ del célebre arquitecto Ludwig Mies van der Rohe nunca pierde vigencia. Esto es: prescindir de todas las decoraciones excesivas para dar paso a las cualidades esenciales de la obra.
  • Es geométrica: La estructura minimalista destaca por el uso de las líneas rectas y el detalle del volumen, sin que esto signifique la ausencia de cuidado en los detalles constructivos. Este estilo arquitectónico busca realzar la estructura del diseño, con formas elegantes, sobrias y prolijas. Esto permite que la obra alcance una mayor abstracción en la composición de los espacios arquitectónicos.
  • Es funcional: El uso para el cual está destinado el edificio juega un papel determinante para su construcción, pues se busca crear un espacio habitable simplificado, despejado y con apariencia de calma, especialmente en las zonas de tránsito. Se da valor al espacio vacío, de manera que la función del espacio prevalece sobre cualquier otro aspecto para optimizar las actividades que allí se desarrollan. La ausencia de paredes interiores, para lograr espacios amplios, es hoy uno de los rasgos distintivos de esta estética.
  • Es atemporal: Aunque es símbolo de la arquitectura moderna, lo cierto es que, la arquitectura minimalista, por la simpleza de su diseño, es un tipo de construcción que prevalece ante cualquier tendencia como una estética reconocible. De allí que sea considerada como el estilo arquitectónico internacional.

(Con información de Camilo Ibrahim Issa)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

7 + 12 =