Uno de los artistas más cercanos a Hitler fue Arno Breker, de hecho en más de una ocasión se les vio juntos. Desde entonces, el caballero se convirtió en una eminencia del arte nacionalista. No obstante, su nombre no había vuelto a relucir hasta hace unos días.

Y es que en medio de una obra de construcción en Berlín se halló una escultura de Breker, tal como informó el museo Kunsthaus Dahlem.

El centro berlinés destacó que el hallazgo no fue único, pues una segunda obra apareció. Esta última en fase de clasificación.

El espacio cultural está ubicado en la propiedad que en otro tiempo formó parte de la capital “Germania”, planificada por los nazis y que se levantó justamente para complacer a Breker, aunque en realidad el artista no duró mucho tiempo trabajando en dichas instalaciones.

Cabe destacar que, inicialmente los nazis vieron con escepticismo las obras de Breker, éste fue incluido por Adolf Hitler y Joseph Goebbels en la lista de «artistas irremplazables» hacia finales de la Segunda Guerra Mundial.

Obras encontradas

Las dos figuras quedaron al descubierto los últimos días de agosto, no obstante, fue hace poco cuando se reveló la noticia.

Se trata de una pieza de 90 centímetros de altura que se identificó, por los empleados del museo a partir de fotos históricas, como la obra perdida de Breker “Romanichel”, que data del año 1940. La imagen tiene un pequeño daño que probablemente ya existía entes de ser enterrada, aunque nada está confirmado.

Mientras que, la segunda pieza, de un diseño muy parecido, es también una cabeza tallada en mármol blanco.

Ambas podrán se disfrutarán entre las paredes de Kunsthaus Dahlem hasta el 15 de enero de 2021.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecinueve − dieciocho =