Velásquez, Zurbarán, Murillo y Ribera, son algunos de los maestros españoles que se expondrán en La Gemäldegalerie de la capital germana a partir del 1 de julio. Esta pinacoteca alemana posee una de las colecciones más importantes del arte español correspondiente al siglo XVII, todo gracias a la pasión de Willhelm von Boden.

A pesar del tesoro barroco que alberga La Gemäldegalerie, para llevar a cabo esta exposición que se encuentra a cargo de María López-Fanjul, el museo ha pedido préstamos a otras instituciones museísticas, que componen las dos terceras partes de esta exhibición de 130 piezas.

El propósito de López-Fanjul con esta muestra es mostrar a “La España de aquel momento”, así como la construcción de la imagen de Felipe IV, un monarca que llegó a gobernar sobre su propia tierra, así como en Portugal, en varias regiones de España y en los Países Bajos.

Además de los maestros anteriormente mencionados, entre las piezas que integran la muestra tenemos el Descenso de Cristo a los infiernos de Alonso Cano, obra que procede de la colección permanente del LACMA de Los Ángeles; Naturaleza muerta de Juan Sánchez Cotán, del Art Institute of Chicago; y San martín y el mendigo, firmada por El Greco y que llega a Berlín desde la Nacional Gallery of Art de Washington.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

19 − 14 =