Inspirados por las premisas de Pier Paolo Pasolini, los nuevos directores del Ballet Nacional de Marsella están dispuestos a “arrojar el cuerpo a la lucha”, como decía el controversial cineasta italiano. Emio Greco y Pieter C. Scholten han demostrado, desde el año 2014, ser una buena dupla y tener grandes ideas para la danza.

Hace poco llevaron a las tablas el espectáculo Le Corps du ballet National de Marselle, donde se cuestionan los límites de la danza clásica, enfrentando a los bailarines en un montaje donde lo individual y lo colectivo se enfrentan, cargado por famosos pas de deux y un toque arabesco y sensual.

Esta ópera prima de Greco y Scholten está inspirada en Masa y poder, obra literaria de Elias Canetti. Esta pieza, que dice mucho de la firma e identidad que estos nuevos directores han aportado a esta compañía de baile, apuesta por la fuerza de cada bailarín, por el lenguaje de su cuerpo, al tiempo que desmitifica las jerarquías del ballet clásico.

Le Corps du ballet National de Marselle es un montaje clave, ya que en él ambos coreógrafos se han desbordado en la búsqueda de una nueva identidad para la compañía, que va desde los estándares del ballet clásico, a las exigencias de la danza contemporánea.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

veinte + dieciseis =