Andrómeda es una de las sublimes obras del escultor francés Auguste Rodin, pieza que salió a la venta hace poco en la casa de subastas Artcurial de París y que se mantuvo durante muchos años en la colección privada de la familia Lynch de Morla. La obra salió a la venta por casi cuatro millones de euros, sobrepasando su precio estimado.

Se tenía previsto que Andrómeda alcanzara un precio entre los 800.000 y los 1.200.000 euros, pero la puja, así como el precio final de venta, sorprendió a muchos. La persona que adquirió la pieza no estuvo presencialmente en la subasta, su participación fue vía telefónica y se impuso a una docena de personas interesadas.

Existen cinco ejemplares de esta obra de Rodin, inspirada en un personaje de la mitología griega.  Tres de las Andrómedas que se conocen corresponden a colecciones permanentes de ciertos museos, mientras que la cuarta está en manos de un coleccionista privado. La quinta copia perteneció a la familia Lynch de Morla hasta hace poco.

El propietario de la escultura subastada fue diplomático, por lo que la pieza de Rodin le acompañó mientras viajó por el mundo, designado en varios países. Luego la pieza pasó a manos de su hijo, un hombre que se estableció en Madrid a finales de la década de los veinte, donde conoció a Jean Cocteau y Pablo Picasso.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

6 + quince =