Berlín,

Las tierras raras, también llamadas lantánidos, pertenecen a un importante grupo de la tabla periódica de los elementos y vienen siendo extraídas desde fines del siglo XIX, sobre todo en Brasil, India y Estados Unidos, aunque China es el principal país explotador. Desde los sesenta se aplican en tecnologías punteras, de ahí que su control haya generado numerosos conflictos a nivel internacional, con implicaciones tecnológicas, económicas y sociales; en ellas ha profundizado Rosell Meseguer en un proyecto que exhibió en la Fundación DIDAC de de Santiago de Compostela hace algo más de un año, “Tierras raras. Quadra minerale”, y que ahonda en las consecuencias del sobreaprovechamiento de esos recursos minerales de cara al medio ambiente, pero también vinculando esa industria a formas de neocolonialismo, a guerras y a planteamientos económicos ligados al crecimiento desenfrenado.

Creó esta autora alicantina un políptico pictórico, con sus propios libros de artista como soporte, que se acompañó de la publicación de un vademécum sobre los elementos de la tabla periódica, con el fin de llevarnos a reflexionar sobre los usos de algunos de ellos en las tecnologías contemporáneas; ahora, aquella propuesta da título a una nueva muestra de la que también forma parte. GlogauAIR, residencia artística internacional y plataforma para el arte contemporáneo en Berlín, que fomenta en sus actividades el diálogo intercultural y el intercambio entre los artistas residentes y sus visitantes, acoge desde el 6 de julio “Rare Earths – Tierras Raras”, exhibición comisionada por la Embajada de España en Alemania.

En el Project Space de GlogauAIR en el número 16 de Glogauer Straße, en la capital alemana, podremos contemplar un conjunto de trabajos que analizan, desde la escultura, la instalación, la performance o el vídeo, y desde una perspectiva europea, la complejidad de nuestras actuales relaciones con la naturaleza y la tecnología, y nuestras perspectivas en torno a la sostenibilidad y a un progreso que hace años se atisbaba constante e irreversible. Se trata de obras del español Arturo Comas, el alemán Andreas Greiner, el sirio Fadi Al-Hamwi y la propia Meseguer, que, además, también nos invitan a revisar el rol del arte contemporáneo en el tratamiento de estos asuntos candentes.

Rosell Meseguer. Pintura sobre cuadernos de contabilidad de Miguel Rius, inspirada en las tierras raras y otros elementos, 2018-2019
Rosell Meseguer. Pintura sobre cuadernos de contabilidad de Miguel Rius, inspirada en las tierras raras y otros elementos, 2018-2019

Si la propuesta de Meseguer aunaba investigación de carácter científico, expresión artística y compromiso social a la hora de situar al público ante las repercusiones diversas, para las personas y para la naturaleza, de la explotación desmesurada de recursos, Comas ha planteado en Berlín una instalación site-specific en la que ha recontextualizado ciertos objetos para profundizar en nuestros lazos con ellos y con nuestro entorno en general, y en nuestra percepción de su valor.

Convencido de que no existen certezas definitivas y de que todo es susceptible de relativizarse, este artista sevillano defiende las acciones y los utensilios que se realizan o emplean por sí mismos y no buscando finalidades concretas, desafiando la dictadura de lo útil propia de la contemporaneidad.

Arturo Comas. Sin título, 2023
Arturo Comas. Sin título, 2023

Andreas Greiner, por su parte, ha transitado a menudo en los terrenos de la ciencia y la sostenibilidad. En esta muestra participa con trabajos en los que ha estudiado la influencia de la mano humana en la forma de la naturaleza hoy y en su evolución: su fotografía Marte en la Tierra, que pertenece a la serie Memoria de la Selva, se centra en los vínculos, a veces abstractos pero inapelables, entre nuestro consumo de los recursos y la huella medioambiental que resulta de él.

Andreas Greiner. Mars on Earth, 2019. Fotografía: Jens Ziehe © VG Bild-Kunst, Bonn 2023
Andreas Greiner. Mars on Earth, 2019. Fotografía: Jens Ziehe © VG Bild-Kunst, Bonn 2023

Por último, de Fadi Al-Hamwi, autor nacido en Damasco y establecido en Berlín, contemplaremos Error Humano, un proyecto sobre las consecuencias de estos fallos y nuestras opciones de repararlos en los que se ha valido de materias primas y elementos sin tratar, como el vidrio y el metal. Interesan a Al-Hamwi las derivaciones de nuestras acciones, o de la ausencia de ellas, y los nexos entre lo que se construye y lo que esa construcción destruye.

Fadi Al-Hamwi. Human Mistake, 2022
Fadi Al-Hamwi. Human Mistake, 2022

Forma parte esta exhibición de las exposiciones, eventos y talleres que GlogauAIR brinda a creadores internacionales y su presentación, a cargo del equipo curatorial de este centro, coincide con la próxima Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea, de julio a diciembre de este año. Organizada, como dijimos, por la Embajada de España en Alemania, cuenta además con el soporte de Acción Cultural Española (AC/E), la colaboración de la Galeria NAVE (Lisboa) y el apoyo de Arcalo, Freixenet y Preussen Quelle.

La plataforma GlogauAIR fue fundada en 2006 por el artista Chema Alvargonzález y hoy desarrolla sus iniciativas artísticas, sin ánimo de lucro, en Kreuzberg de la mano de Memoria Artística Chema Alvargonzález.

GlogauAIR, Berlín. Fotografía: Beatrice Lezzi © 2022 All rights reserved to GlogauAIR gGmbH
GlogauAIR, Berlín. Fotografía: Beatrice Lezzi © 2022 Todos los derechos reservados GlogauAIR gGmbH

 

 

“Rare Earths – Tierras Raras”

GlogauAIR

Glogauer Str. 16

Berlín

Del 6 de julio al 2 de septiembre de 2023

De miércoles a sábado, de 16:00 a 20:00 horas o con cita previa

 

OTRAS NOTICIAS EN MASDEARTE:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

once − uno =