El artista mexicano Esteban Fuentes de María puso a la venta 120 esculturas de escarabajos para ayudar a los artesanos que no pueden quedarse en casa y tienen que salir para “ganarse el pan de cada día” en medio de la pandemia.

Fuentes de María, quien reside en París, contó que tuvo la fortuna de regresar a México “antes de que estallara en Europa la crisis del virus. La situación todavía estaba en calma y a los pocos días se desató, y con esto vinieron todas esas campañas para que la gente trabaje desde casa, los que pueden”.

Sin embargo, el escultor, consciente de que muchas personas no pueden acatar las medidas de confinamiento, puso en acción una innovadora idea y explicó que “mi taller es la casa más antigua de Puebla, está justo encima de Los Portales, en el Zócalo. Durante la cuarentena veo a los artesanos que vienen a vender sus productos de otras partes del estado, sobre todo a los turistas, pero ahora todos los hoteles están cerrando y la gente se está quedando sin trabajo”.

Tras esta observación, el mexicano decidió diseñar sus primeras esculturas, dado que hasta el momento se había dedicado a la pintura, y ponerlas a la venta,  señalando que “me motiva poner en venta estas pequeñas esculturas para ayudar a la gente. Creo que nadie está tan en contacto con la gente como los que habitamos el Centro Histórico. Lo que más me inspira para realizar mi obra es la gente, y si la veo triste, mi obra cambia. Quiero ver a la gente otra vez feliz porque eso me motiva a trabajar”.

De esta manera, con series de 40 piezas, Esteban Fuentes de María hizo tres esculturas diferentes, y comentó que “el primero es el escarabajo de alas cerradas, que representa el tiempo que estamos viviendo encerrados. El segundo es el escarabajo Goliat, que es el insecto más fuerte en el reino animal, puede levantar hasta 100 veces su peso; me inspiré en esta especie para hacer esta escultura porque simboliza la fuerza que necesitamos para sobrepasar esta crisis”.

Además, agregó que “el tercero es un escarabajo volando, que simboliza la victoria sobre la crisis que estamos viviendo, es un augurio que espero se cumpla. Deseo que salgamos triunfantes sobre esta situación tan grave por la que están pasando tantas familias mexicanas”.

También detalló que las piezas comenzaron a venderse rápidamente, y desea que “los mexicanos se solidaricen más y adquieran alguno de estos escarabajos”, para ayudar a otros ciudadanos.

Por otro lado, detalló que los beneficios serán divididos en tres partes, pues “la raíz del proyecto es que se beneficien desde las personas que trabajan en la mina, el artesano orfebre, los trabajadores que la funden, hasta los artesanos que se están quedando sin trabajo porque no pueden vender y, algunas fundaciones”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 − uno =