Arqueólogos encontraron un círculo de piedra desmantelado en el oeste de Gales, asegurando que fue trasladado a la llanura de Salisbury en Inglaterra y reconstruido como el famoso Stonehenge.

El equipo de investigación dirigido por el profesor Mike Parker Pearson, del Instituto de Arqueología del University College de Londres, identificó canteras de megalitos para las piedras azules y un círculo de piedra desmantelado cercano, señalando que “se tomaron del círculo y se reciclaron en Stonehenge, a 200 kilómetros de distancia, tal vez como resultado de la migración”.

Un comunicado publicado por el profesor Parker Pearson, señala que “he liderado proyectos en Stonehenge desde 2003 y esta es la culminación de veinte años de investigación. Es uno de los descubrimientos más importantes que he hecho “.

El hallazgo ayuda en gran medida a resolver el misterio de por qué las piedras azules de Stonehenge fueron traídas desde tan lejos, cuando todos los demás círculos de piedra se erigieron a poca distancia de sus canteras.

Hispanoarte: Arqueólogos hallan pruebas de que Stonehenge se levantó primero en Gales

Solo quedan cuatro piedras en Waun Mawn, que ahora se revela como el tercer círculo de piedras más grande de Gran Bretaña, después de Avebury en Wiltshire y Stanton Drew en Somerset, y también uno de los primeros.

Cabe destacar que, las excavaciones arqueológicas en 2018 revelaron agujeros de piedra vacíos en Waun Mawn, lo que confirma que las cuatro piedras restantes eran parte de un círculo anterior. La datación científica del carbón vegetal y los sedimentos en los agujeros confirmó que se colocó alrededor del 3400 a.C.

Significativamente, tanto Waun Mawn como Stonehenge se alinearon en el amanecer del solsticio de verano. Una de las piedras azules de Stonehenge tiene una sección transversal inusual que coincide con uno de los agujeros que quedan en Waun Mawn.

Las virutas en ese agujero son del mismo tipo de roca que la piedra de Stonehenge. Además, el círculo galés tenía un diámetro de 110 metros, el mismo que el de la zanja que encierra Stonehenge.

Waun Mawn es una prueba más de que la región de Preseli de Gales era un lugar importante y densamente poblado en la Gran Bretaña neolítica, dentro de una concentración de tumbas megalíticas o dólmenes y grandes recintos. Sin embargo, la evidencia de actividad en los mil años posteriores al 3000 antes de Cristo es casi inexistente.

Hispanoarte: Arqueólogos hallan pruebas de que Stonehenge se levantó primero en Gales

Finalmente, el profesor Parker Pearson señaló que “es como si simplemente desaparecieran. Quizás la mayoría de la gente emigró, llevándose sus piedras, sus identidades ancestrales, para comenzar de nuevo en este otro lugar especial. Este evento extraordinario también puede haber servido para unir a los pueblos del este y oeste de Gran Bretaña”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

12 + cinco =