Wiesner falleció a la edad de 54 años en Estados Unidos, país en donde se encontraba tratándose un cáncer que le fue detectado hace dos años.

La bailarina inició su carrera a los ocho años cuando comenzó sus estudios en la escuela de la Casa de la Cultura perteneciente al núcleo de Guayas, donde se graduó como balletista profesional.

Con solo 15 años se convirtió en una de las figuras de primera línea del ballet de Guayaquil, agrupación que para la época dirigía el maestro Jorge Córdova. El padre de Ana Wiesner siempre ambicionó que sus hijos estudiaran en el exterior, por eso motivó la partida de Ana a Rusia, la cuna del ballet clásico.

Con una beca otorgada por el gobierno ruso, consiguió estudiar por tres años en la Escuela Estatal Coreográfica de Kiev. En la nación rusa (en la actualidad Ucrania) contrajo matrimonio con el ucraniano Germán Tamrazov y allí continuó su carrera, trabajando en el Teatro Estatal de la Ópera y Ballet de Kiev.

A comienzos de la década de los noventa volvió a Ecuador, donde trabajó como maestra del Teatro Centro de Arte.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce − doce =